La Policía Nacional ha intervenido la noche de este pasado miércoles 18 de noviembre en la barriada de Santa Isabel de San Juan de Aznalfarache (Sevilla), conocida como la ‘esquina del gato’ y marcada por situaciones de exclusión social, a cuenta de un cumpleaños que celebraba en plena calle un nutrido grupo de personas incumpliendo supuestamente las prevenciones implantadas frente a la pandemia de coronavirus.

Los hechos habrían acontecido en torno a las 20,30 horas de este pasado miércoles en una de las zonas peatonales de la barriada de Santa Isabel, donde un grupo de personas estaría celebrando un cumpleaños al aire libre.

Según han informado a Europa Press fuentes de la Policía Nacional, tras tener conocimiento de la situación, desplegaron dos coches patrulla con sus correspondientes agentes y siete motoristas de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR).

Ante la llegada de los efectivos al lugar de los hechos, según la Policía Nacional, los protagonistas de los mismos se dieron a la fuga, siendo alcanzados dos de ellos, a quienes se les ha levantado acta por una supuesta infracción del real Decreto-ley 21/2020 de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación frente a la pandemia.

Fiestas ilegales

La Policía Local de Sevilla ha desalojado dos bares en la céntrica zona de la Alfalfa y en el Distrito Macarena, con un total de 66 personas en su interior. Ambos establecimientos estaban incumpliendo las medidas estipuladas para evitar la propagación de la pandemia provocada por el Coronavirus.

Del mismo modo, han paralizado la celebración de un cumpleaños que se celebraba en medio de la calle también en Macarena y en las mismas circunstancias.

Concretamente, según la información de Emergencias Sevilla, recogida por Europa Press, a las 00,40 horas de este domingo la Policía ha denunciado y desalojado un bar en la calle Pérez Galdós, en la Alfalfa, por exceso de aforo y por incumplimiento de las medidas ante la Covid-19. Había un total de 46 personas dentro de un local de unos 30 metros cuadrados.

Además, a las 01,40 horas, los agentes han paralizado la celebración de una fiesta de cumpleaños en la calle Hermanos Pablos en la vía pública, con música y personas consumiendo bebidas e incumpliendo las medidas. Se ha denunciado al responsable y a los asistentes.

Asimismo, a las 01,50 horas, la Policía Local ha desalojado y precintado un bar en la calle Brenes que ejercía la actividad a puerta cerrada, con diez personas en su interior consumiendo bebidas e incumpliendo las medidas marcadas ante la pandemia.