La Policía Nacional ha detenido en Motril, en la costa de Granada, a un varón de 43 años, con numerosos antecedentes policiales previos; como presunto autor de un delito de tráfico de drogas. Todo ello, tras haber sido interceptado en un control de vehículos transportando marihuana y heroína ya dosificada en un coche; en el que también llevaba una porra casera.

El detenido, de nacionalidad española, ya ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial, según ha informado la Policía Nacional en una nota de prensa; en la que ha detallado que la detención tuvo lugar el pasado 13 de octubre. En ese momento, sobre las 1,30 horas, un coche «realizó una maniobra extraña frente a un control de vehículos instalado por agentes pertenecientes a la comisaría de Motril».

La acción efectuada consistió en una brusca desaceleración del coche; y en su consiguiente estacionamiento a «una distancia prudente del lugar donde se estaba llevando a cabo la inspección aleatoria de vehículos».

Fuerte olor a marihuana

Esta conducta llamó la atención de los policías, quienes identificaron a los dos ocupantes del vehículo, ambos varones; mientras percibían un fuerte olor a marihuana. Nada más comenzar el registro del habitáculo del coche, los agentes encontraron una bolsa transparente. Esta contenía más de 38 gramos de esta droga y siete envoltorios plateados con heroína, «ya dosificada y lista para su consumo»; todo ello junto al freno de mano del vehículo.

Continuando con la inspección, también se encontraron con 160 euros en billetes de diez. Todos estos indicios apuntan a supuesto tráfico de drogas a pequeña escala; ya que superan las cantidades estimadas para el autoconsumo. Por ello, el conductor del vehículo fue detenido en ese momento.

Una porra con un cable de alta tensión

Escondido entre la puerta del conductor y el asiento la Policía Nacional halló un objeto contundente, consistente en un cable de alta tensión de unos 60 centímetros; al que se le había provisto de una empuñadura de cinta plástica; susceptible de ser utilizado a modo de porra. La posesión de este objeto ha supuesto para el detenido la incoación de una propuesta de sanción administrativa.