Valentino Partida Herrera y Cayetano Partida Herrera. El primero lleva en su nombre los genes motociclistas. El segundo avivó su pasión por las dos ruedas después de ver a su hermano encima de una moto. Todo parece normal hasta aquí. Sin embargo, lo peculiar de esta historia reside en la edad de estos dos jóvenes, jovencísimos jerezanos. Con apenas 23 meses, Valentino disfrutó por primera vez de la adrenalina de una motocicleta. Y no lo hizo porque sus padres se lo inculcaran sino por pura vocación desde que llegó al mundo.

Valentino Cayetano moteros Jerez

Con apenas tres años, estas dos promesas del motociclismo del barrio de las Flores quieren convertirse en profetas en su ciudad natal. Jerez, tierra del vino, del caballo y de las motos tiene en Valentino y Cayetano dos de sus grandes aspiraciones para el mundo profesional del motociclismo. “Sería un sueño verles competir en el Circuito de Jerez-Ángel Nieto. Y, por supuesto, verles ganar sería ya lo máximo para un padre”.

Por raro que parezca, según confirma su padre, Carlos Partida Beato “es una pasión que ha nacido de ellos mismos. Valentino nació con esa afición de montar en moto. Su madre y yo hemos tenido moto, pero la vendimos mucho antes de que ellos nacieran y nunca le hemos transmitido la pasión por las motos”.

Actualmente Valentino y Cayetano entrenan en el Circuito de Chiclana en la escuela ‘A rebufo’ donde se preparan para competir en el Campeonato de Andalucía que se disputará el próximo año. Pese a su juventud, ambos se desenvuelven con una asombrosa soltura y desparpajo sobre sus motos. Para sus padres, los inicios no fueron nada sencillos. Ver a sus dos hijos montados sobre una moto les provocó una sensación amarga, difícil de explicar. “Al principio su madre y yo estábamos un poco asustados al ser niños tan pequeños. Pero una vez que comprobamos todo el equipamiento: casco, mono, guantes, botas… lo fuimos asumiendo con más tranquilidad porque sabemos que están bien protegidos”, asegura el padre.

El sueño de estos dos jerezanos, así como el de sus padres, no es otro que seguir escalando en este complicado mundo y poder verlos algún día compitiendo a nivel profesional. “Hay que tener buenos padrinos para convertirse en profesional, pero es algo complicado porque hay pocas figuras que actualmente apoyen a los jóvenes para convertirse en profesional”, explican sus padres. Asimismo, añaden que todo padre que ve a su hijo montando en moto “sueña con poder verlo a nivel profesional”.

Valentino y Marc Márquez son sus ídolos

Valentino Rossi y Marc Márquez. No han podido tomar mejor ejemplo en los que fijarse. Ambos son la fuente de inspiración de estos dos jerezanos. Dos campeones, dos pilotos formados desde la base. Dos estrellas mundiales que marcan el camino a seguir por muchos jóvenes como Valentino y Cayetano.

Ambos, apenas articulan palabra dada su corta edad. Sin embargo, esbozan perfectamente los nombres de los dos campeones del mundo. “Valentino Rossi y Cayetano Márquez”.

Rossi, con 9 títulos mundiales cuenta con un campeonato más que el piloto español. Márquez ha ganado ocho títulos del Campeonato del Mundo de Motociclismo en tres categorías diferentes: 125cc (2010); Moto2 (2012); y seis veces en MotoGP (2013, 2014, 2016, 2017, 2018 y 2019).

Sobre el Club Deportivo de Minimotos A-Rebufo

Cabe que destacar que el Club Deportivo de Minimotos A-Rebufo de Chiclana cuenta con casi medio centenar de socio, de los que casi la mitad son menores que forman parte de la escuela de la entidad. En cuanto a las instalaciones, hay que recordar que el circuito de minimotos es una pista de unos 400 metros de longitud, que se encuentra situada a orillas del Lago Periurbano de Las Albinas y que se construyó en 2007.