El Puerto de Motril pone en servicio nuevos equipos técnicos para la mejora y coordinación del tráfico portuario y terrestre. Concretamente son un sensor radar y una cámara de alta definición colocados en la dársena interior. Estas permitirán la visualización de los muelles de atraque y las áreas de fondeo de los buques.

Toda la información será gestionada desde el centro de control de la Autoridad Portuaria, donde las imágenes quedarán grabadas. Según la empresa proveedora, los equipos instalados ofrecen la posibilidad de conocer en tiempo real y en cada momento la situación de los buques. Además, permite monitorizar las maniobras de atraque o desatraque y dirigir y ampliar la imagen en un punto concreto del puerto.

El presidente de la Autoridad Portuaria, José García Fuentes, ha indicado que «este nuevo sistema de coordinación viene también a incrementar la seguridad en las dársenas portuarias».

A partir de ahora se van a parametrizar los equipos para concretar y definir la extensión de agua que se quiere controlar. También se van a generar una serie de alertas para detectar cualquier anomalía que surja, entre otras posibilidades.

El proyecto ha sido adjudicado a la empresa Juma por un importe superior a 50.000 euros. La empres a su vez ha contado con la colaboración de la empresa local Telecomunicaciones y Sistemas GSR.

Punto de entrada a España

El Puerto de Motril es uno de los más destacados de todo el territorio español. Solo hace falta retroceder unos meses atrás para comprobarlos. Cuando España estaba instalada en pleno estado de alarma, el Gobierno solo permitía la entrada al país por mar por una serie de puertos marítimos.

En esa extensa lista que conformaban los puertos de Vigo, Barcelona, Bilbao, Las Palmas de Gran Canaria, Málaga, Palma de Mallorca, Tenerife, Valencia, Alicante y Santander; se encontraba el Puerto de Motril. Un hecho que colocaba al puerto granadino en toda una referencia a nivel estatal.