El Centro de Transfusión, Tejidos y Células (CTTC) de la provincia de Cádiz está buscando donantes de plasma entre pacientes que hayan superado el Coronavirus. Todo con el fin de que participen en un estudio observacional impulsado que tiene como objetivo evaluar la eficacia del tratamiento con plasma hiperinmune obtenido de donantes convalecientes del coronavirus.

Según ha explicado la Consejería de Salud y Familias adscrita a Cádiz en una nota, las personas que se han recuperado del Coronavirus desarrollan en la sangre defensas naturales contra la enfermedad; anticuerpos, los cuales se encuentran en una parte de la sangre llamada plasma.

El plasma de la sangre donada de los pacientes recuperados, que contiene anticuerpos contra el Coronavirus, puede utilizarse para producir el plasma de convaleciente; que es el plasma que contiene estos anticuerpos.

Según ha señalado, en el momento actual de la pandemia, el plasma procedente de pacientes recuperados podría ser un gran apoyo al tratamiento de la enfermedad. Ya que su uso en pacientes infectados se considera terapia experimental. Y, en este sentido, al objeto de demostrar su eficacia, lo ideal es la realización de ensayos clínicos aleatorizados y favorecer la inclusión de pacientes en estos ensayos cuando cumplan con los criterios de selección.

Ensayos clínicos

Al margen de los casos de Cádiz, no obstante, y dado que los ensayos clínicos tardarán un tiempo significativo en producir resultados, la Consejería ha indicado que se considera pertinente que en paralelo se haga un uso controlado del plasma convaleciente hiperinmune transfundido mediante estudios observacionales, como éste en el que participa el CTTC.

Para poder ser donante de plasma convaleciente, se debe tener una edad comprendida entre los 18 y los 60 años (hasta los 65 si ya era donante de sangre). Y un peso mínimo de 50 kilogramos. Otro de los requisitos es que deben de haber transcurrido al menos 14 días desde la recuperación del Covid-19.

Previo a la donación, un facultativo del Centro de Transfusión, Tejidos y Células le practicará un reconocimiento. Y una entrevista para comprobar que se encuentra en condiciones físicas idóneas y el paciente deberá firmar un consentimiento informado. La donación se realizará por aféresis, obteniéndose unos 600 ml de plasma.

Plasma y Coronavirus

La enfermedad por coronavirus 2019 (covid-19) es una enfermedad respiratoria altamente infecciosa causada por un nuevo tipo de Coronavirus reconocido. Algunas personas presentan una infección grave, que provoca hospitalización, ingreso en cuidados intensivos o muerte. Actualmente no se dispone de ninguna vacuna o tratamiento específico.

Las personas que se han recuperado del Covid-19 desarrollan en la sangre defensas naturales contra la enfermedad (anticuerpos). Los anticuerpos se encuentran en una parte de la sangre llamada plasma. El plasma de la sangre donada de los pacientes recuperados, que contiene anticuerpos contra el Coronavirus, puede utilizarse para producir dos preparados. En primer lugar, el plasma de convaleciente, que es el plasma que contiene estos anticuerpos. En segundo lugar, la inmunoglobulina hiperinmune, que está más concentrada y, por lo tanto, contiene más anticuerpos.

El plasma de convaleciente y la inmunoglobulina hiperinmune se han empleado con éxito para tratar otros virus respiratorios. Estos tratamientos (administrados por goteo o inyección) suelen ser bien tolerados, pero se pueden producir efectos indeseados similares a los de una transfusión de plasma estándar.