El presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González de Lara, ha cifrado este lunes en 20.000 las pymes y autónomos que han desaparecido en Andalucía como consecuencia de la crisis económica y social generada por la crisis sanitaria del Coronavirus.

En declaraciones a Canal Sur Radio, recogidas por Europa Press, ha indicado que, hasta la fecha, la estimación que tienen es que se ha visto afectado por esta crisis el 5 por ciento del tejido productivo andaluz. Esto es, 20.000 pymes y autónomos, «pequeñas empresas que no tienen capacidad de soportar la presión» de los meses tan complicados del estado de alarma; en los que tuvieron que parar su actividad por no ser servicios esenciales.

Ha mostrado también su preocupación por que el paro se haya incrementado
en casi 70.000 personas más en Andalucía.

Fórmulas mágicas

Para González de Lara, no existen fórmulas mágicas para afrontar la situación, pero sí es fundamental que las administraciones apoyen y pongan a las empresas en el centro de las decisiones políticas. Y se dejen de «debates estériles» que no contribuyen ni a controlar la pandemia ni a defender el empleo en Andalucía.

En relación con la prórroga de los ERTE hasta el 31 de enero, González de Lara ha augurado que cuando se acerque esa fecha habrá que empezar de nuevo otra negociación «dura y difícil» con el Gobierno central porque esos ERTE habrá que prorrogarlos como mínimo hasta junio de 2021.

Ha lamentado que en vez de buscarse una solución definitiva o semidefinitiva, se tengan que abrir debates cada tres meses sobre la prórroga de los ERTE. «Hay que ir arañando al Gobierno cada trimestre». Así lo ha señalado el también vicepresidente de la CEOE, quien ha indicado que en países como Alemania esa prórroga está decidida hasta diciembre de 2021.

Autónomos y Coronavirus

Hay que recordar que el Consejo del Gobierno andaluz aprobaba un decreto ley con carácter extraordinario con medidas dirigidas a los trabajadores autónomos, que podrán acogerse a ayudas a tanto alzado de 900 euros, con carácter general Llegarán a 1.200 euros en los sectores del ocio nocturno e infantil, para cubrir los gastos de arrendamiento que tienen que afrontar en sus negocios en Andalucía.

Con un presupuesto inicial de nueve millones de euros, el decreto establece que se pueden ampliar posteriormente los créditos disponibles en el caso de que se agote la ayuda. Y sin necesidad de abrir nuevas convocatorias de incentivos. Por ello, se prevé que beneficie inicialmente a unos 9.400 trabajadores autónomos.

Ayudas a trabajadores por cuenta propia
En este marco, Marín explicaba que estas ayudas tienen como destino «trabajadores por cuenta propia o autónomos que desarrollen su actividad en un local de negocio, establecimiento arrendado en Andalucía. Y que especialmente se hayan visto afectados por las graves consecuencias económicas generadas por esta pandemia». «Son negocios que, muchos de ellos, no han tenido ni siquiera la oportunidad de abrir durante todos estos meses», precisaba.

En el caso de los autónomos de los sectores del ocio y esparcimiento, incluido el infantil, se valoran las pérdidas económicas que están sufriendo por el cierre continuado de sus negocios para incrementar la ayuda destinada al colectivo con carácter general.

Así, Marín ha indicado se establece una línea 1 destinada a trabajadores por cuenta propia, que alcanza los 900 euros y cuenta con un presupuesto de siete millones de euros; por su parte, la línea 2, destinada a autónomos del sector del esparcimiento y establecimientos recreativos infantiles, alcanza los 1.200 euros y cuenta con un presupuesto de dos millones de euros.