Trabajadores del ocio nocturno lamentan que «no nos dejan trabajar»

Además, el presidente de la Asociación de Salas de Fiesta y Discotecas de Málaga ha criticando también que «no se mira a nuestro sector con justicia»

El presidente la Asociación de Salas de Fiesta y Discotecas —Málaga de Noche—, Juan Rambla, ha advertido de la situación «crítica» del sector tras las medidas adoptadas para contener los contagios de Covid-19 y ha lamentado que «no nos dejan trabajar», criticando también que «no se mira a nuestro sector con justicia».

«Nos han tenido cerrados cuatro meses, nos han permitido abrir un mes y medio y nos han vuelto a cerrar», ha lamentado Rambla, en declaraciones a Europa Press, precisando que para abrir ese mes y medio «hemos tenido que hacer inversiones, ya que tuvimos que adaptar los locales a la nueva normativa, tuvimos que comprar mobiliario para 15 días, además de todo el material sanitario».

«Al principio todo el mundo tenía que estar en mesas y, luego, además, sentado, con lo cual hubo un momento que se tuvo que comprar sillas y mesas y, a los 15 días nos han vuelto a cerrar, por lo que esas sillas y mesas, si algún día se vuelve a normalidad, el que siga abierto, no les servirá», ha lamentado.

De igual modo, ha criticado también, tras las medidas, que «el problema no es que se mire a nuestro sector, el problema es que no se mira a nuestro sector con justicia».

«Nosotros hemos sido el sector que ha estado más controlado, teníamos la mayor restricción de aforo, estábamos al 40 por ciento y ningún otro sector lo estaba; teníamos la limitación de horario; de la actividad, no se nos permitía el baile; mayor distancia entre meses que en ningún otro sector; teníamos registros sanitarios, controladores de acceso dentro de las salas… Nos impusieron muchas medidas y el problema no es que nos las impongan, que nosotros las cumplimos todas, sino que cuando ocurre algo en cualquier otro sector se nos mira», ha criticado.

A su juicio, «si continuamente a todo lo que pasa en cualquier otro sector se le achaca al ocio nocturno, llega un momento en que a los políticos tienen claro que hay que cerrar el ocio nocturno».

«Un control increíble para nada»

Ha defendido, asimismo, que las discotecas «en su mayoría» han estado cumpliendo todas las normativas: «Hemos cumplido», ha reiterado, añadiendo que «el problema es que la mayoría de la gente, desde que se abrió el confinamiento, no ha ido a una discoteca y no ha visto las medidas de seguridad que teníamos».

«Un control increíble para nada, para que nos cierren igualmente, y lo peor de todo es que no se ha podido justificar una relación entre el ocio nocturno y los contagios», ha dicho, poniendo como ejemplo que «la comunidad que más contagio tiene en España es Aragón y no permitió el ocio nocturno».

Así, este pasado martes en las puertas del Ayuntamiento de la capital, y organizado por un grupo de empresarios de forma espontánea, se reunieron para reivindicar que el ocio nocturno «no es el culpable» de los brotes del coronavirus y pidiendo que se les dejara trabajar. También se prevé que el martes próximo se vuelva a organizar de nuevo.

El también vicepresidente de ‘Andalucía de noche’, federación andaluza que aglutina a locales de fiestas, discotecas y de ocio nocturno, ha recordado, además, que a nivel nacional se está organizando una «manifestación virtual».

Rambla ha dicho que «el problema no es el ocio nocturno», explicando que, por ejemplo, «en Madrid, desde que cerró el ocio nocturno siguen subiendo los porcentajes de contagios y en Málaga van a seguir subiendo, y en Andalucía…».

«¿Por qué van a seguir subiendo? Muy fácil, porque antes no se hacían test y ahora sí se están haciendo», ha concluido.