La temida recesión llega a Reino Unido: ¿Salpicará al resto de Europa?

Lo sectores más afectados por la recesión durante el segundo trimestre fueron el turismo y la hostelería, con una caída de 86.7%

Luego de dos trimestres consecutivos de contracción económica, por primera vez en más de una década, la muy temida recesión aterriza en el Reino Unido. El reporte de la abrupta caída del Producto Interno Bruto a 20,4% derrumbó las pocas esperanzas que tenían los británicos de que su economía no siguiese en caída libre.

La Oficina Nacional de Estadística (ONS, por sus siglas en inglés), al ofrecer las cifras sobre el comportamiento de la economía, señaló que debido al impacto del fuerte confinamiento minimizar los contagios por Covid-19 en la población, la contracción registrada en el periodo abril-junio, es la más importante de la cual se tenga conocimiento.

LLEGA LA RECESIÓN

Según los datos arrojados por la ONS, el PIB británico había retrocedido 2,2% entre enero y marzo. Abril fue el mes de mayor deterioro, al registrarse un rebote de 20%. En mayo y junio, luego de suavizarse las medidas de confinamiento, se observó un interesante repunte de este indicador. No obstante, al promediar los datos del segundo trimestre del año, los números quedaron en rojo. Técnicamente, al haber decrecimiento en dos periodos consecutivos, se considera recesión.

Lo sectores que recibieron el mayor revés durante el segundo trimestre fueron alojamiento, restaurantes y bares, que reportaron una caída de 86.7%. El comercio minorista, transporte y actividades científicas y técnicas, descendieron 20%, 30% y 20,4%, respectivamente. En conjunto, el derrumbe del PIB se constituye en todo un récord para un trimestre.

SECTORES MÁS AFECTADOS

El área de educación se redujo un 34,4%; mientras que actividades como la construcción y la industria, mostraron un deterioro del 35% y 20.2% respectivamente. Sin duda alguna, un duro revés que pone a la economía británica contra las cuerdas.

Sin embargo, los resultados obtenidos en junio, en el cual se mostró una importante recuperación, dejan entrever que, de seguir la tendencia, en muy poco tiempo se espera una positiva reacción a las cifras del comportamiento económico, toda vez que sectores tan importantes como la construcción, el fabril y el comercio mostraron un positivo desempeño.

Pero mientras se espera que se produzca esa recuperación, es imposible no preguntarse si la entrada en recesión de la economía del Reino Unido podría salpicar al resto de Europa.

Si bien es muy pronto para aventurar una respuesta, pues hay que ver cómo se sigue comportando la economía de Reino Unido, lo que cierto es que la caída trimestral, aunque ha sido levemente inferior a la pronosticada (-20,5%), es la más fuerte entre las mayores potencias de Europa. La contracción en Alemania en el mismo periodo fue de 10,1%; en Francia, de 13,8%; en Italia, 12,4%; y en España, de 18,5%.