Joe Biden, alternativa demócrata a Donald Trump

«Biden tiene la decencia para unirnos y restaurar la grandeza de Estados Unidos»

Joe Biden ha sido oficialmente nominado para representar al Partido Demócrata en las próximas elecciones a la Casa Blanca en Estados Unidos, que se celebrarán el 3 de noviembre, tras hacerse efectivo el apoyo de todos los delegados estatales durante el segundo día de la inaudita Convención Demócrata, al desarrollarse de manera virtual debido a la pandemia del nuevo coronavirus.

«Gracias a todos desde el fondo de mi corazón, el de mi familia. Los veré el jueves», ha dicho Biden, refiriéndose a su discurso de aceptación con el que el partido demócrata pondrá fin a una convención, que ha contado este martes con la presencia por videoconferencia de los expresidentes Bill Clinton y Jimmy Carter, entre otros.

Todos contra Trump

Clinton ha seguido con la estrategia mostrada el día anterior por otras figuras importantes del Partido Demócrata, como la antigua primera dama Michelle Obama o el senador por Vermont, Bernie Sanders, de atacar al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante su intervención de apoyo a Biden.

«Si quieres un presidente que defina su trabajo pasando las horas del día viendo televisión y atacando a la gente en las redes sociales, él es tu hombre», ha dicho Clinton en referencia Trump, cuya actitud reconoce que puede ser entretenida, pero «se derrumba cual castillo de naipes», cuando se enfrenta a una «crisis real».

«Donald Trump dice que estamos liderando el mundo. Bueno, somos la única economía industrial importante que ha triplicado su tasa de desempleo. En un momento como este, el Despacho Oval debería ser un centro de mando. En cambio, es el ojo de la tormenta, sólo hay caos», ha señalado.

En su intervención, que no ha superado los cinco minutos, Clinton, quien ha calificado las elecciones a la Casa Blanca como «la entrevista de trabajo más importante del mundo», ha criticado a Trump por «su determinación por negar su responsabilidad y echar balones fuera» durante la crisis sanitaria, en la que ya han muerto sólo en Estados Unidos casi 171.800 personas.

Clinton apoya a Bilden

De Biden, Clinton ha dicho que «está listo para trabajar», que es «un tipo con los pies en la tierra», cuya «misión» es «asumir responsabilidades» y «unir» a los estadounidenses, un mensaje muy similar al manifestado el día anterior por el resto de personalidades que mostraron su apoyo al que fuese ‘número dos’ de Barack Obama.

Además de Clinton, también ha participado otro antiguo inquilino de la Casa Blanca, Jimmy Carter, quien ha recordado la «leal» amistad que Biden le ha brindado durante décadas tras ser elegido presidente en 1976.

«Bilden tiene la decencia para restaurar la grandeza de Estados Unidos»

«Joe tiene la experiencia, el carácter y la decencia para unirnos y restaurar la grandeza de Estados Unidos. Merecemos una persona con integridad y juicio, alguien que sea honesto y justo. Es la persona adecuada para este momento en la historia de nuestra nación», ha dicho.

Entre otros demócratas también ha estado el que fuera secretario de Estado de Estados Unidos y candidato a la Presidencia en 2004, Jon Kerry, quien ha aprovecha para atacar a Rusia a través de Trump, cuya actitud, ha dicho, pone en peligro los intereses, los ideales y a los «valientes hombres y mujeres de uniforme» de Estados Unidos.

«Donald Trump finge que Rusia no atacó nuestras elecciones. Y ahora, no hace nada para que Rusia recompense a nuestras tropas. Así que no defenderá nuestro país. No sabe cómo defender nuestras tropas. La única persona a la que está interesada en defender es a él mismo», ha aseverado.

Más apoyos entre los republicanos

Si en la jornada anterior, hasta cuatro republicanos participaron en la inauguración de la Convención Demócrata, entre ellos el antiguo gobernador de Ohio, John Kasich, en esta ocasión ha sido Colin Powell, secretario de Estado durante la primera etapa del Gobierno de George W. Bush, o la mujer del finado senador por Arizona John McCain –con quien Biden mantenía una estrecha amistad–, quienes han respaldado esta candidatura.

Además, Powell ha asegurado que con Biden en la Casa Blanca, volverá el apoyo a los «amigos» de Estados Unidos. «Confiará en nuestros diplomáticos y en nuestros servicios de Inteligencia, se acabarán los halagos a dictadores y déspotas».

Powell, en la Administración Bush durante la invasión de Irak, ha señalado que Estados Unidos «necesita un comandante en jefe que se encargue de nuestras tropas de la misma manera que lo haría con su propia familia» y no un presidente como Trump «que hace todo lo que está a su alcance para mantener al país dividido».

Ocasio-Cortez nomina a Bernie Sanders para presidente

El discurso de apertura ha corrido a cargo de una veintena de figuras emergentes dentro del partido, como la representante de Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez, partidaria de Bernie Sanders durante las primarias, quien ha tenido más tarde un espacio propio de poco más de un minuto.

Por su parte, Ocasio-Cortez ha roto con la homogeneidad del resto de discursos, y no sólo no ha atacado directamente a Trump, sino que tampoco ha apoyado la candidatura de Joe Biden, al contrario, ha aprovechado su turno de palabra para reivindicar la figura de Sanders.

«En una época en la que millones de personas en Estados Unidos buscan soluciones profundas para nuestras crisis de desalojos masivos, desempleo y falta de atención médica , con ‘en el espíritu del pueblo’ y por el amor a toda la gente, por la presente apoyo la nominación del senador Bernard Sanders de Vermont para presidente de Estados Unidos de América», ha dicho.

En un discurso en el que ha lanzado también frases en español, la mujer más joven en entrar en la Cámara de Representantes de Estados Unidos ha señalado que hay un «movimiento social de masas» que se ha percatado «de la brutalidad insostenible de una economía que recompensa las desigualdades de riqueza para unos pocos a expensas de la estabilidad a largo plazo de muchos» y por ello «ha organizado una histórica campaña de para recuperar nuestra democracia».

En las primarias, Biden obtuvo más de 3.500 votos, por delante de Sanders, con algo más de 1.150 apoyos. El senador por Vermont decidió descartarse de la carrera demócrata a la Casa Blanca, después de algunas duras derrotas en la campaña, coincidiendo a su vez con el estallido de la pandemia del coronavirus.