Estafa telemáticamente a empresas de Navarra desde Córdoba

La Guardia Civil ha detenido recientemente a un hombre de 57 años y vecino de Lucena

La Guardia Civil ha detenido recientemente a un hombre de 57 años y vecino de Lucena (Córdoba) por supuestamente realizar una serie de fraudes a empresas situadas en Navarra con intención de conseguir dinero mediante la aplicación de técnicas informáticas maliciosas.

La investigación tuvo su origen en septiembre de 2019, cuando se recibió una denuncia en el Puesto de la Guardia Civil de Tudela en la que el gerente de una empresa de la zona ponía en conocimiento que había realizado un pago de 17.784 euros, vía transferencia bancaria, a otra empresa por un servicio contratado anteriormente sin que la segunda entidad recibiera dicho dinero.

El Equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Tudela se hizo cargo de las pesquisas, realizando una inspección técnico ocular en la empresa denunciante donde pudo comprobar cómo dicha empresa había sido víctima de la recepción de un correo electrónico fraudulento.

Se hacían pasar por una empresa comercial muy conocida y en el que se incluía un documento adjunto que, al ser abierto, se instalaba un virus informático en el sistema para poder obtener sus claves, ha explicado la Guardia Civil en una nota.

Dinero transferido por la empresa víctima

Los agentes continuaron con las gestiones y averiguaron que el dinero transferido por la empresa víctima había ido a parar a una cuenta bancaria con sede en la localidad cordobesa de Lucena.

Durante la fase de investigación, los agentes tuvieron conocimiento de que esta empresa había recibido nuevos correos electrónicos del mismo tipo que los anteriores, logrando evitar con ello que se produjeran nuevas estafas, uno de ellos por un importe superior a los 7.000 euros.

Los agentes detectaron que el autor había realizado varias acciones encaminadas a dificultar la labor investigadora, tales como dar de alta y de baja líneas de teléfono el mismo día (con datos que previamente había usurpado), vinculando esas líneas a diversas cuentas corrientes en otras tantas entidades bancarias.

Tras reunir las pruebas necesarias y localizar al supuesto autor, se llevó a cabo su detención en la localidad de Lucena (Córdoba) como presunto autor de tres delitos de estafa (dos de ellos en grado de tentativa), un delito de suplantación de identidad, un delito de acceso sin autorización a programas y datos informáticos y dos delitos de falsedad de documento mercantil.

La investigación ha estado dirigida por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Tudela (Navarra).