Continúan las obras de ampliación y mejora de las urgencias del Hospital de Antequera

Dispondrán de un nuevo circuito de atención específica para riesgos biológicos, por lo que se habilitará un espacio concreto

El alcalde de Antequera (Málaga), Manuel Barón, ha visitado el pasado lunes las obras de mejora y ampliación que se están llevando a cabo en el servicio de urgencias del Hospital Comarcal de la ciudad para la implementación de un circuito de urgencias de 500 metros cuadrados exclusivo para riesgos biológicos.

En su visita, ha comprobado de primera mano, junto a la gerente del Área Sanitaria Norte de Málaga y del propio centro, Belén Jiménez, del director médico del hospital, Francisco Pozo, y del subdirector de servicios generales, Ignacio García, las actuaciones que permitirán la atención de pacientes sospechosos de haber contraído el COVID-19 o que tengan síntomas de cualquier otro tipo de patología respiratoria.

Así, las urgencias del Hospital Comarcal dispondrán de un nuevo circuito de atención específica para riesgos biológicos, por lo que se habilita un espacio concreto que pueda ser usado también en el caso de la sospecha o tratamiento y evaluación en primera instancia de cualquier enfermedad infecciosa de riesgo, ha anunciado el Consistorio en un comunicado.

«Las nuevas dependencias garantizan tanto la seguridad y salud de los pacientes sospechosos como de los profesionales sanitarios o acompañantes», ha explicado, ya que se trata de un doble circuito de urgencias «aislado y específico tanto para adultos como para pacientes pediátricos».

En este sentido, se dispondrá de un aparato de radiografías portátil de reciente incorporación que permitirá no tener que desplazar al enfermo a otras zonas comunes de radiología.

Además, los 500 metros cuadrados de circuito dispondrán de una sala de espera para adultos, sala de espera pediátrica, consulta, consulta pediátrica, sala de triase, sala de tratamientos y sala de observación; todo ello complementado con un sistema de presión negativa para contener la propagación de posibles patógenos existentes en el aire en dichas zonas, ha informado el Ayuntamiento.

Este segundo circuito de urgencias dejará el único que había hasta ahora disponible, que pasará a habilitarse para todos aquellos pacientes que acudan al hospital sin riesgos biológicos.

Primera fase, septiembre 

Esta actuación cuenta con una inversión de 600.000 euros a cargo de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, y sus obras, que cuentan con la participación de empresas locales como Acedo Hermanos o Marpemac, pretenden estar concluidas a finales del mes de septiembre, en lo que respecta a la primera fase.

De este modo, el alcalde ha considerado que tanto el hospital como la ciudad y la comarca «se están preparando para tener un equipamiento de prevención en estos momentos tan crudos y delicados dentro de la pandemia del Covid-19», valorando además las remodelaciones que se están llevando a cabo en otras zonas del centro.

«Es una tranquilidad venir al hospital y comprobar que funciona perfectamente y que se está preparando con total profesionalidad y seriedad para el próximo otoño», ha destacado Barón.

Por su parte, Jiménez ha confirmado que las obras «avanzan satisfactoriamente» y son «un elemento fundamental para la prevención y anticipación».