California: primer caso de peste bubónica en 5 años

La persona infectada con esta enfermedad, que puede ser muy grave en humanos, es un ciudadano de South Lake Tahoe

Un vecino de California ha dado positivo en la prueba de peste bubónica. Se convirtie así en el primer caso de la enfermedad en el Estado americano en cinco años.

El caso fue confirmado el lunes 17 de agosto en South Lake Tahoe, según un comunicado del Departamento de Salud y Servicios Humanos del Condado de El Dorado.

El individuo afectado puede haber sido mordido por una pulga infectada mientras paseaba su perro en el área de los Cayos Tahoe, o a lo largo del «Corredor del Río Truckee» al norte de la Carretera 50.

«La peste bubónica está presente de forma natural en muchas partes de California, incluyendo las áreas de mayor altura», dijo la doctora Nancy Williams, la oficial de salud pública del condado de El Dorado.

«Es importante que los ciudadanos tomen precauciones para sí mismos y para sus mascotas cuando estén al aire libre, especialmente al caminar, ir de excursión y/o acampar en áreas donde hay roedores salvajes. Los casos de peste en humanos son extremadamente raros pero pueden ser muy graves».

La peste está causada por una bacteria llamada Yersinia pestis. La enfermedad es quizás más conocida por causar la Peste Negra en Europa en el 1300.

La infección todavía se produce hoy en día, aunque es relativamente rara y normalmente se puede tratar con antibióticos comunes.

SIETE CASOS DE PESTE CADA AÑO

En los Estados Unidos, se producen alrededor de siete casos de peste cada año, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Los seres humanos pueden contraer la plaga a través de picaduras de pulgas o por contacto con los tejidos o los fluidos corporales de un animal infectado.

Los últimos casos conocidos de peste en California ocurrieron en 2015 en dos visitantes del Parque Nacional Yosemite, según el comunicado. Varios factores podrían tener que ver con cuándo y dónde aparecen los casos de plaga, incluyendo el comportamiento de las personas o los roedores, así como los patrones climáticos, ya que las temperaturas más cálidas son favorables para la actividad de las pulgas, informó Live Science anteriormente.

El tipo más común de peste en los EE.UU. se conoce como peste bubónica, que puede causar fiebre, náuseas, debilidad e inflamación y dolor de los ganglios linfáticos (llamados bubones), según los CDC. Este tipo de peste, que no es contagiosa, suele ser causada por una picadura de pulga.

Entre los pasos para prevenir las infecciones de la plaga se incluyen: evitar el contacto con roedores salvajes (incluidos roedores enfermos, heridos o muertos); mantener a las mascotas alejadas de las madrigueras de los roedores; mantener a las mascotas con una correa cuando están fuera; y usar pantalones largos y repelente de insectos para reducir la exposición a las pulgas.