Policía Local de Sevilla actúa en 11 botellones durante el fin de semana 

En total, la Policía Local ha realizado 1.500 intervenciones tras el estado de alarma 

La Policía Local, cuerpo adscrito a la Delegación de Gobernación de Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, ha actuado durante la madrugada del domingo en 11 puntos de concentraciones de personas que bebían alcohol en la vía pública o que incumplían la obligatoriedad de uso de mascarillas, lo que eleva el número total de actuaciones hasta casi las 1.500 desde que se decretó el levantamiento del estado de alarma con motivo de la pandemia de la Covid 19.

Después de los diferentes dispositivos que han venido desarrollándose durante los últimos fines de semana, los agentes constataron menos concentraciones de personas en los espacios donde se han venido realizando actuaciones sancionadoras y disuasorias como son Alameda de Hércules, Muelle de la Sal o calle Radio Sevilla, donde la pasada noche se formularon 113 denuncias, según ha informado en una nota el Ayuntamiento.

Paralelamente se realizaron 69 pruebas de alcoholemia de las que cinco resultaron positivas, dos por infracción administrativa y tres superaron el límite de consideración de delito.

Tres diligencias se han instruido por delitos contra la seguridad vial al conducir careciendo de permiso de conducir por tres varones de 23, 38 y 48 años en diferentes puntos de la ciudad.

También se realizaron 16 inspecciones de locales, entre los que se clausuró la terraza de verano Rosso por no respetar los horarios normativos, motivo por el que fue desalojada y precintada pasadas las cinco de la mañana.

Entorno a medianoche se procedió al precinto de un bazar en la zona de Plaza de Armas, en la calle Torremolinos, por la venta de bebidas alcohólicas fuera del horario establecido.

Se registraron 79 sucesos atendido por el Centro de Control del 092 que sumados a los de la pasada madrugada alcanzar los 300 en el dispositivo de fin de semana.

Entre las diferentes actuaciones destacó una reyerta con apuñalamiento en zona no vital, en la zona de San Jerónimo, tras una discusión entre dos mujeres.

«Vamos a ser rigurosos con el cumplimiento de la normativa, no sólo por el indiscutible derecho al descanso de los residentes sino también, por la preocupación por la salud de las personas que no cumplen con las obligaciones y recomendaciones sanitarias propias del contexto en el que nos encontramos», ha destacado el delegado de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera.

Cabrera ha subrayado «la evolución positiva de los datos gracias a la colaboración de la ciudadanía, sobre todo de las madres y padres que refuerzan la concienciación de los más jóvenes en la situación actual».