Pillados tres jóvenes intentando embarcar hacia Málaga con dos kilos de hachís

Los detenidos fueron sorprendidos intentando transportar la droga bajo la ropa 

La Policía Nacional ha detenido en el puerto de Melilla a tres jóvenes melillenses, dos hombres y una mujer, como presuntos autores de un delito contra la salud pública, tras ser sorprendidos intentando viajar a Málaga con 2.000 gramos de hachís bajo la ropa que vestían.

Según ha informado un portavoz de la Jefatura Superior de Policía, la intervención ha tenido lugar en el embarque peatonal de pasajeros del buque con destino a la capital de la Costa del Sol cuando los agentes inspeccionaron «a una joven que se mostró anormalmente nerviosa al mostrar su documentación» a los policías uniformados del Grupo Operativo de Fronteras (GOF), encargados del control documental.

A raíz de ello, el grupo policial procedió a la identificación y registro de seguridad sobre su persona y su equipaje en el citado control policial.

El portavoz ha detallado que «en dicho control se localizaron bajo su ropa, alrededor de su cintura un total de diez pastillas de hachís, motivo por el que los agentes procedieron a su detención». La arrestada es una joven melillense de 18 años de edad, carece de antecedentes.

Posteriormente, y en el mismo control documental de pasajeros, la Policía Nacional ha procedido a la identificación de otro joven que levantó sospechas por su nerviosismo al ver a la joven detenida. En el registro de seguridad efectuado sobre éste, los agentes han localizado también bajo sus ropas, un total de diez pastillas de hachís de similares características a las intervenidas anteriormente a la joven detenida.

Asimismo, fruto de las investigaciones de los agentes del Grupo Operativo de Fronteras (GOF) y de la Unidad Contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (Ucrif), han procedido a la detención en el mismo embarque de otro joven relacionado con los hechos y con antecedentes por hechos similares.

Una vez en dependencias policiales de esta Jefatura Superior, los agentes han comprobado que el peso total en bruto de la sustancia incautada a los tres jóvenes era de 2.000 gramos.

El portavoz de la Jefatura superior ha indicado que el tráfico de hachís desde Melilla hacia la península es una práctica habitual de los ‘correos de la droga’, traficantes que portan pequeñas cantidades de droga en su cuerpo o en su equipaje, y que se incrementa notoriamente en los meses de verano aprovechando la afluencia de viajeros.