Permitidas la caza y la pesca en todas sus modalidades en Andalucía

La Junta ha permitido estas actividades siempre y cuando se respete la distancia de seguridad y se haga uso de medidas de protección física

El Consejo de Gobierno andaluz ha aprobado este viernes medidas preventivas de salud pública en el ámbito educativo y deportivo para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19 una vez superado el estado de alarma este próximo domingo, que incluye la autorización de las actividades cinegéticas y de pesca en todas sus modalidades «siempre que se respete la distancia de seguridad interpersonal o, en su defecto, se utilicen medidas alternativas de protección física con uso de mascarilla».

En el caso de las actividades cinegéticas, según ha precisado la Junta, cuando impliquen a más de un cazador deberá disponerse de un plan de actuación por parte del responsable de la cacería, en el que se detallen las medidas de prevención e higiene a observar.

El contenido de dicho plan deberá ser trasladado a todos los participantes, con el fin de garantizar su conocimiento por estos con carácter previo, y deberá ser presentado, asimismo, junto con la correspondiente solicitud de autorización de cacería, en su caso. Además, no se compartirán utensilios de caza, ni bártulos de comida o de bebida.

En cuanto a la pesca fluvial y marítima, deportiva y recreativa, no se compartirán utensilios de pesca, ni utillaje de comida o de bebida.

La navegación de recreo podrá realizarse sin que puedan encontrarse a bordo un número de personas que supere el 75% de las personas autorizadas en los certificados de la embarcación o aeronave, salvo que se trate de personas que convivan en el mismo domicilio, en cuyo caso se podrá alcanzar el 100%, o salvo en el caso de embarcaciones para dos tripulantes, en que podrán navegar los dos. En todo caso, el número de personas a bordo de la embarcación no podrá exceder de 25.

En el caso de las motos náuticas, sólo podrá ir una persona a bordo, salvo que se trate de persona que convivan en el mismo domicilio, en cuyo caso, no podrá superar el número de plazas autorizadas por el fabricante de la misma.

También se permiten los entrenamientos en grupo en remo de banco fijo, denominadas traineras, con el objetivo de preparar el inicio de las competiciones, siempre que se adopten las medidas de higiene y control de síntomas para autovigilancia previstas en los protocolos de actuación sobre casos sospechosos de infección por Covid-19.

Asimismo, el entrenador comprobará antes de cada entrenamiento que ninguno de los deportistas presenten síntomas compatibles con Covid-19.