La ‘Caravana por la Paz’ recoge 20 toneladas de alimentos y cinco de material sanitario

La ‘Caravana por la Paz’ se trata de un programa que «este año se convierte en vital para sostener una población que se encuentra confinada en sus jaimas»

El proyecto ‘Caravana por la Paz’, iniciativa humanitaria a nivel estatal que tiene como fin la recogida de alimentos no perecederos para su posterior envío a los campamentos de refugiados saharauis en el desierto de Tindouf (Argelia), ha partido este viernes 19 de junio de Córdoba no solo con el envío de 20 toneladas de alimentos, sino también con más de 5.000 kilos de material sanitario para hacer frente a la pandemia del coronavirus.

En la presentación de la caravana con destino a Tindouf, que ha tenido lugar en Mercacórdoba, han participado el delegado de Cooperación al Desarrollo de la Diputación de Córdoba, Ramón Hernández; el concejal de Mercados y presidente de Mercacórdoba, Antonio Álvarez; y la concejal de Solidaridad, Eva Contador.

Según ha indicado la Asociación Cordobesa de Amistad con los Niños y Niñas Saharauis (Acansa) en una nota, se trata de un programa que «este año se convierte en vital para sostener una población que se encuentra confinada en sus jaimas, con todas las fronteras cerradas y a la espera de que la ayuda internacional pueda ir llegando para seguir sobreviviendo en el desierto más inhóspito del planeta al que fueron condenados a vivir hace ya 45 años».

Además, la situación humanitaria «se agrava con la suspensión del programa ‘Vacaciones en Paz'», gracias al que más de 5.000 niños saharauis pasaban los dos meses de verano en España, «aliviando así las enormes necesidades a las que le ha tocado hacer frente y que, consecuencia del covid-19 este año, se ven obligados a permanecer en el desierto».

Acansa ha mostrado su agradecimiento «a todas las instituciones públicas que siguen apostando y creyendo en nuestro trabajo», como es el caso del Ayuntamiento de Córdoba, la Diputación provincial, los consistorio de la provincia, o la Fundación Cajasur, entre otros.

Asimismo, ha especial mención a los coordinadores locales, que desde primeros de enero han venido realizando las recogidas en sus localidades, así como a todo el personal voluntario que año tras año se presta para clasificar, empaquetar y cargar los camiones.

«Seguimos creyendo en la justa causa del pueblo saharaui, que merece una solución más pronto que tarde, pero mientras llega, nuestra ayuda y cooperación sigue siendo necesaria para las 160.000 personas que viven en los campos de refugiados de Tindouf», ha apostillado.