La Armada neutraliza una granada de mortero encontrada en la playa de Camposoto

La manipulación de este tipo de proyectiles es muy peligrosa, ya que su carga explosiva suele mantenerse en perfectas condiciones a pesar del tiempo

Un equipo de desactivado de explosivos de la Unidad de Buceo de Cádiz (Unbudiz), con base en la Estación Naval de Puntales y perteneciente a las Unidades de la Fuerza de Acción Marítima en Cádiz, ha efectuado el pasado 17 de junio la identificación, remoción y posterior neutralización de una granada de mortero en la playa de Camposoto, en la localidad gaditana de San Fernando.

Según ha informado la Armada en una nota, se trataba de una granada de mortero de 60 milímetros, que contenía su carga explosiva de TNT intacta, a pesar de que su envuelta se encontraba muy deteriorada por el agua.

El hallazgo se produjo por personal civil que transitaba por dicha playa que, tras dar el aviso a la Policía Nacional, ésta inició el protocolo de actuación a través del Centro de Operaciones y Vigilancia de Acción Marítima (Covam) de la Armada, destacando un equipo de buceadores, especialista en desactivado de explosivos, para su identificación y neutralización.

Una vez personado el Equipo de Desactivado de Explosivos (EDE) de la Unidad de Buceo de Cadiz, se realizó al remoción por medios a distancia de la granada, ya que se encontraba en zona de marea y quedaría cubierta por el mar en pocos minutos. La Policía Nacional proporcionó seguridad en el perímetro debido a que la playa se encontraba transitada por personal civil.

Los operadores del EDE, tras comprobar que la granada podría ser transportada con medidas de seguridad adecuadas, la trasladaron a las instalaciones del INTA en Torregorda para proceder a su neutralización mediante cargas especiales.

Este tipo de actuaciones son posibles gracias a las capacidades y medidas de seguridad que aporta el contar con unas instalaciones como las del INTA en Camposoto, evitando las molestias que supondrían efectuar las intervenciones en zona a la población civil, si bien, la remoción de los artefactos explosivos no siempre es posible por cuestiones de seguridad y han de intervenirse en la zona de localización.

La frecuente aparición de material de este tipo en la zona de Cádiz se debe, principalmente, a que el uso de los comúnmente llamados vertederos o zonas de lanzamiento de cargas de profundidad y vertedero de explosivos fueron usados hasta el 1 de enero de 1995, cuando España se adhirió al Convenio de Londres.

Este acuerdo internacional de 1987 fue firmado con el objetivo de reducir la contaminación de los mares. Como respuesta a dicho acuerdo se efectuaron varias campañas de limpieza de la zona hasta enero del 2006, cuando finalizaron.

Cabe reseñar que la manipulación de este tipo de proyectiles es muy peligrosa, ya que su carga explosiva suele mantenerse en perfectas condiciones a pesar del tiempo, por lo cual ante cualquier hallazgo se recomienda no tocar nada y avisar a las autoridades. Con ésta, el equipo de desactivado de la Unidad de Buceo de Cádiz ha realizado cinco intervenciones desde el pasado día 14 de junio, no siendo habitual que sean tan frecuentes.

Las Unidades de Buceo de la Armada cuentan con personal especialista en desactivación de artefactos explosivos (EOD) y buceadores con especialización en técnicas de inutilización de minas submarinas (EOD-Sub), siendo los únicos capacitados para realizar este tipo de tareas. Esta actividad, en el ámbito marítimo y litoral, es competencia exclusiva de la Armada.