El Consorcio de Bomberos de Málaga incorpora drones contra incendios forestales

Francisaco Salado destaca como novedad la mejora de las comunicaciones entre los equipos del CPB y los del Infoca

El Consorcio Provincial de Bomberos (CPB), dependiente de la Diputación de Málaga, incorpora este verano drones para mejorar la operatividad y la capacidad de respuesta en la lucha contra los incendios forestales, según el anuncio realizado por el presidente de la institución, Francisco Salado.

Durante la presentación del dispositivo especial del CPB para este verano junto al diputado responsable del Consorcio, Manuel Marmolejo, Salado ha recalcado que para la Diputación de Málaga «es una prioridad el refuerzo del servicio de extinción de incendios y de salvamento de la provincia».

El dispositivo de verano, junto a la dotación de medios humanos y materiales, incorpora una unidad de drones para todo tipo de operaciones de emergencia, búsqueda y salvamento, «que ayudarán a mejorar la operatividad en la lucha contra el fuego en el monte».

En concreto, se dispone de dos unidades con cámaras termográficas y de visión real, altavoz (para grabar un mensaje y en vuelo poder reproducirlo a modo de megafonía en caso de tener que realizar desalojos), focos de iluminación y baliza para actuaciones nocturnas. Se han invertido 8.000 euros en los drones, que tienen una capacidad de 30 minutos y un radio de acción de ocho kilómetros.

Para su uso se cuenta ya entre los efectivos del CPB con once profesionales que han obtenido el certificado oficial de piloto por parte de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea.

Francisco Salado ha explicado que el CPB dispone en verano de sus recursos humanos al completo, con un total de 253 efectivos, no solo para atender incendios forestales, sino cualquier situación de emergencia que requiera la presencia de los bomberos del Consorcio.

En cuanto a medios, cuenta con 21 camiones con bomba contraincendios y 16 todoterreno de apoyo, distribuidos en los 14 parques de las cinco zonas operativas en las que está dividida la provincia.

La flota de camiones está compuesta por nueve bombas rurales ligeras con capacidad mínima de 1.500 litros de agua, con tracción 4×4; y cinco bombas rurales pesadas con capacidad de 3.500 litros, con tracción 4×4. En ambos casos, son vehículos para uso forestal aunque también pueden utilizarse en incendios urbanos.

Igualmente, dispone de cuatro bombas nodrizas pesadas, de 8.000 litros, para abastecer al resto de camiones en incendios graves, y cuatro bombas forestales pesadas, con capacidad de 4.000 litros, especiales para el monte tanto por el tamaño del vehículo, como por las ruedas y las características de los vehículos.

Salado ha anunciado que en breve se podrá contar con otros ocho todoterreno y una docena de camionetas tipo pickup, como vehículos ligeros de intervención, además de adquirir este año otras tres bombas forestales de 4.000 litros.

En este punto, ha pedido a la ciudadanía «la máxima prudencia y extremar la precaución» a la hora de disfrutar de los montes y del interior de la provincia: «No nos gustaría que tengamos incendios devastadores para el paisaje y el medio ambiente» como ha sucedido en años anteriores.

Coordinación

El presidente de la Diputación ha incidido en la importancia de la coordinación con los efectivos del Plan Infoca y, en este sentido, ha resaltado que otra novedad de este verano es la mejora de las comunicaciones entre los equipos del CPB y los del Infoca.

«Tenemos interconectadas las conexiones por radio y, además, contamos con un sistema que nos permite tener geolocalizados todos los vehículos, lo que hace más ágil y eficiente la intervención conjunta», ha añadido en rueda de prensa.

Al respecto, ha valorado la Unidad de Mando Avanzada del CPB, que mejora la operatividad y la capacidad de respuesta ante situaciones graves. Consta de un vehículo todoterreno ubicado en Antequera, totalmente autónomo e independiente, que, por ejemplo, permite montar una carpa como puesto de emergencias en cualquier punto de la provincia para coordinar las actuaciones.

Esta Unidad de Mando cuenta con un equipo formado por una docena de profesionales, así como con logística para el avituallamiento y con un completo sistema de telecomunicaciones para trabajar de manera coordinada con el Infoca y el Grupo de Emergencias de Andalucía.

También ha recordado Salado que este año se contempla una inversión de seis millones de euros en nuevos vehículos; la mejora de la red de parques de bomberos en Antequera, Guadalhorce y Axarquía; y la estabilización y consolidación de los profesionales del Consorcio.

Intervenciones

En su intervención, ha ofrecido datos sobre las actuaciones del Consorcio de Bomberos en incendios forestales y agrícolas en 2019, que sumaron 751 intervenciones, de las que en torno al 40 por ciento se produjeron en los meses estivales.

La mayoría se registró en las zonas Norte (parque central de Antequera y retenes de Campillos, Colmenar y Archidona), Oriental (parque central de Vélez-Málaga y retenes de Periana, Rincón de la Victoria y Nerja) y Centro (parque central de Coín y retén de Alhaurín de la Torre).

Durante 2020, entre enero y mayo, el Consorcio ha tenido que intervenir en 140 incendios en el medio rural, y ha sido la zona oriental, la comarca de la Axarquía, la que más actuaciones ha necesitado.