El vandalismo vuelve a hacer acto de presencia en Cádiz

Colorean el monumento a Castelar situado en la plaza de Candelaria

El vandalismo ha vuelto a hacer acto de presencia en Cádiz. Desgraciadamente, la ciudad no se libra de la presencia de estos comportamientos incívicos que tienen unas consecuencias muy nocivas para el entorno.

En esta ocasión el damnificado ha sido el monumento a Castelar, ubicado en la plaza de Candelaria, una pieza patrimonial que, precisamente, había sido sometida recientemente a una limpieza especial, al igual que otros localizados en distintos puntos de la ciudad. Pero ni por esas.

La tiza de color se ha convertido en desagradable la decoración del pedestal del monumento y la placa de bronce que, a sus pies, recuerda que se trata de un homenaje de los cónsules americanos en Cádiz al político gaditano.

De nuevo, los operarios de mantenimiento del Ayuntamiento han tenido que llevar a cabo una nueva limpieza de este elemento del patrimonio de la ciudad.