Vías y Obras realiza varias obras en Chiclana tras sugerencias vecinales

El acerado en la calle Banderillas, pavimento de la calle José María Ginorella y el vallado del CEIP Atlántida

La Delegación Municipal de Vías y Obras continúa trabajando de cara a mejorar el estado de las calles y plazas de Chiclana, siempre de la mano de los vecinos. En este sentido, una de las actuaciones muy demandadas por los vecinos de la calle Banderillas, sita junto a la barriada de La Carabina, era la creación de un acerado a lo largo de esta vía y más próximo a la zona de cultivos. Así pues, la empresa adjudicataria del servicio de conservación, mantenimiento, reforma del viario y espacios públicos, Jermat Urbanizaciones, ha procedido a la ejecución del acerado entre la barriada de La Carabina y la calle Lérida, con una longitud de 100 metros.

Dicha actuación, que está valorada en 19.729,48 euros, tiene como objetivo facilitar el acceso peatonal por esta calle. De esta forma, se ha ejecutado un acerado con una anchura de 1,50 metros, con solería hidráulica de 20×20 centímetros y nueve tacos. Asimismo, se ha procedido al desmonte y montaje de malla nueva de simple torsión desde la calle Lérida hasta calle Jacinto Benavente.

Pero ésta no es la única actuación que se ha llevado a cabo en estos días dentro del servicio de mantenimiento de calles y espacios públicos, puesto que en la calle José María Ginorella se ha llevado a cabo la mejora en el pavimento de hormigón en los primeros 15 metros lineales que se encontraban muy deteriorados, siendo el ancho de la calzada de 3 metros. Asimismo, en la calle Azorín se trabaja para eliminar el punto más bajo existente, donde se produce acumulación de aguas pluviales.

Valla del CEIP Atlántida

En otro orden de cosas, la Delegación Municipal de Obras ha ejecutado las obras de recrecido del tramo de valla perimetral del CEIP Atlántida, que discurre por la calle Solfeo. “Debido a la altura que tenía el vallado, numerosas personas accedían al centro educativo en horario no lectivo”, explica la responsable del área, Cándida Verdier, quien añade que “esta circunstancia provocaba el malestar del propio centro educativo, así como de los vecinos de la zona”.

Hay que destacar que esta actuación, ejecutada por la empresa Construcciones CEYVE con cargo servicio de mantenimiento, reformas y mejoras de los colegios públicos y edificios municipales, tiene un importe estimado es de 6.898,32 euros.