Deadpool 2: Una gamberra e irreverente comedia de acción de superhéroes

El gran antihéroe de Marvel protagoniza una secuela que viene a expandir el universo de X Men

Casi cuando terminamos de superar la gran resaca heroica que nos ha supuesto ‘Vengadores: Infinty War 1’, volvemos a caer en el fantástico mundo del cine «pijamero» -forma coloquial con la que los aficionados suelen denominar al cómic de super héroes, en alusión a sus uniformes-. Y pudiera parecer que después de la cinta de los hermanos Russo, la secuela del peculiar Deadpool puede saber a poco, pero no es así.

Ryan Reynolds parece que finalmente se cobra la cuenta pendiente que le quedaba con el universo Marvel y con los súper héroes en general. Un actor en principio enfocado al papel de novio en las comedias románticas, vive una suerte de efecto Mathew McConaughey y con Deadpool puede que haya encontrado un papel para explotar su potencial tras su más que fallido Green Lantern o incluso ese primer horrendo intento de Deadpool que pudimos ver en ‘X Men Orígenes: Lobezno’. El caso es que su interpretación del asesino a sueldo del mono rojo de fuerza y destreza increíble y capacidad regeneradora de su cuerpo convence y mucho, por eso la conclusión de que parece que ha encontrado su sitio.

Si bien en la primera entrega conocimos al personaje en sí y su entorno fue mostrado de un modo somero, en esta ocasión encontramos la expansión de su universo y por ende, el de la saga X Men, que es donde dentro de Marvel se ubica Deadpool.

Por cierto, me resulta curioso cómo en el cine se ha mantenido el nombre original del personaje mientras que en los comics que se venden desde hace años en España se recuerre a su traducción, que es ‘Masacre’. Sea como sea, en esta ocasión, Deapool o Masacre debe enfrentarse a otro personaje legendario de la franquicia americana de héroes, Cable, el mutante de brazo mecánico y armas ultra sofisticadas que viaja en el tiempo. Deadpool deberá proteger la vida de un niño mutante con grandes poderes al que Cable, venido desde un futuro post apocalítptico, busca. Y hasta ahí lo dejamos.

Resaltar a un magnífico Josh Brolin dando vida a Cable. El hijo del marido de Barbara Streisand, al que recientemente le hemos visto en Vengadores: Infinity War 1 como el súper villano Tanos, está encontrando también un estado de gracia a la hora de dar vida a personajes de cómics, y su facilidad para interpretar a tipos duros le ayuda y mucho, logrando un magnífico resultado. Zazie Beetz, Brianna Hildebrand y la siempre efectiva Morena Baccarin, magnífica actriz que con su calidad interpretativa y su belleza logra llenar la pantalla, completan el elenco de personajes protagonistas, aunque en el caso de Baccarin, su aparición es más breve.

Y bueno, ¿qué se va a encontrar el espectador en Deadpool 2? Pues una inteligente y bien llevada trama repleta de acción bajo la batuta de David Leitch, porque estamos en una peli de super héroes, que nadie se olvide, pero bien salpicada de los gags, chistes y las bromas más gamberras y sarcásticas, lo que viene siendo una comedia de acción, con un buen plantel de canciones elegidas por Tyler Bates que componen su BSO.

Puede que para el gran público, después de Infinty War 1, la secuela de un personaje spin off de los X Men pudiera saber a poco, pero no es así. Y por supuesto, hay que quedarse hasta el final de los créditos, que al fin y al cabo, es una película Marvel, pese a ser de las que realiza la Fox.