Recomendaciones para evitar la transmisión aérea del Covid-19 en el hogar

«La investigación sobre la transmisión por aire debería realizarse ahora y su probabilidad como medio de propagación debería tomarse en serio»

La profesora Lidia Morawska y el profesor Junji Cao de la Academia China de Ciencias han pedido, en un artículo publicado esta semana en la revista ‘Environment International’, que los organismos de salud inicien la investigación sobre la transmisión aérea de Covid-19 en el momento en que está ocurriendo.

«Ahora es el momento ideal para llevar a cabo investigaciones sobre cómo los virus pueden viajar por el flujo aéreo, porque hay muchas similitudes entre el coronavirus que causó el SARS y el coronavirus y, por lo tanto, es muy probable que el Covid-19 se propague por el aire», reclaman.

Morawska señala que las autoridades deben adoptar precauciones de salud pública para reducir la transmisión por el aire, como una mayor ventilación de los espacios interiores; uso de la ventilación natural; evitar la recirculación del aire; evitando permanecer en el flujo de aire directo de otra persona; minimizando el número de personas que comparten el mismo ambiente; proporcionando una ventilación adecuada en residencias de ancianos, hospitales, tiendas, oficinas, escuelas, restaurantes y cruceros.

La experta dice que el contenido líquido de las gotitas de virus comenzó a evaporarse inmediatamente después de ser exhaladas y algunas se hicieron tan pequeñas que podían viajar en las corrientes de aire, en lugar de caer al suelo como lo hacen las gotitas más grandes. «Esas pequeñas gotas pueden transportar su contenido viral a metros, incluso a decenas de metros, de distancia de la persona infectada», advierte.

La experta apunta que es difícil detectar directamente los virus que viajaban por el aire porque se necesitaba conocer la corriente de aire de una persona infectada y un largo período de muestreo para recoger suficientes copias de los virus. «La investigación sobre la transmisión por aire debería realizarse ahora y su probabilidad como medio de propagación debería tomarse en serio, tomando las debidas precauciones ahora. Ya hemos perdido un tiempo valioso al ignorar este método de propagación y deberíamos actuar bajo la presunción de que el Covid-19 se está propagando en el aire», concluyen.