«El decreto de escolarización es un ataque a la escuela pública»

La concejala de Educación señala que «esta medida es una subvención directa a la concertada»

La concejala de Educación, Ana Fernández, ha mostrado su total rechazo al nuevo decreto de escolarización de la Junta de Andalucía  que permite la libre elección en los municipios que tengan centros con concierto público y cambia los criterios de admisión.

“Este nuevo decretazo es un ataque directo a la escuela pública”, ha señalado Ana Fernández, quien ha acusado al consejero Javier Imbroda “hacer oídos sordos a las ampas, a los sindicatos y a las coordinadoras por la escuela pública para hacerles el juego al negocio de la concertada”.

Fernández ha señalado que esta medida que “no sorprende nada” del ejecutivo andaluz en manos de PP, Ciudadanos y Vox, “denota una clara priorización de la escuela concertada al concederle una zona única de escolarización sin importar la deslocalización del alumnado”.

La concejala de Educación ha explicado que el nuevo decreto “es una subvención directa para las empresas privadas que se llenan los bolsillos con la educación de los niños y niñas”. Así, ha reprochado que se “vaya desmantelando poco a poco, decreto a decreto, a la escuela pública dejando que vayan bajando las matriculaciones en contrapartida a la promoción y a las facilidades que se ponen para el ingreso en la concertada”.

En este sentido ha insistido en que “si baja la natalidad lo que hay que hacer es bajar las ratios de las aulas para favorecer la atención al alumnado y no potenciar la escuela privada para que las clases de la pública se vayan quedando vacías y así poder cerrar líneas”.

Ana Fernández critica además que el nuevo decreto “no garantiza la igualdad de oportunidades ya que es discriminatoria al tener en cuenta el nivel socieconómico de los tutores del alumnado, quienes más dinero tienen, más opciones tendrán para ser matriculados”.

La concejala ha exigido al Gobierno andaluz que rectifique y que “de verdad pongan en marcha medidas de apoyo a la escuela pública que es el deber de toda administración pública”. Así, ha instado al consejero Imbroda que “deje ser un sectario y deje de excluir a la escuela pública de las políticas de apoyo de la Junta y no gobierne solo para la escuela privada”.