La Policía droga a un pueblo entero al quemar toneladas de marihuana

Agentes de Indonesia pensaron que la mejor idea para librarse de los estupefacientes era quemarla en el centro del pueblo

Parece algo más propio de Loca Academia de Policía, pero ha ocurrido en la realidad, en concreto en Indonesia, donde agentes de la Policía Local han intoxicado a todo un pueblo al quemar tres toneladas de marihuana.

Tras incautar la droga, pensaron que la mejor idea para librarse de ella era quemarla en el centro del pueblo, sin percatarse de las consecuencias de hacerlo.

Los agentes se pusieron máscaras contra el humo, pero no disponían de las mismas para los habitantes y a los pocos minutos de comenzar la quema de la droga las comisarías y jefaturas de Policía comenzaron a recibir numerosas llamadas de vecinos que se quejaban se estar siendo «drogados» de manera inconsciente.

A pesar de que los habitantes solicitaron de que pararan la inmensa fogata, los policías no pudieron detener el fuego, provocando dolores de cabeza, risas y mareos a las personas afectadas.