Dos años y medios después, el estadio de La Cartuja volvió a abrir sus puertas. La vuelta a la actividad del complejo sevillano será recordada, ya que España goleó a Alemania en el césped por 6-0.

Es por ello que Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, ha puesto en valor la recuperación «en tiempo récord» del estadio de La Cartuja. «Un símbolo para la ciudad de Sevilla y para Andalucía cuyo rescate el nuevo Gobierno abordó como una prioridad».

Esta instalación deportiva de primer nivel mundial permaneció cerrada y abandonada desde abril de 2018, con un coste para los andaluces de más de 200 millones de euros. El 23 de octubre de este 2020 el estadio reabría sus puertas para acoger una cita histórica: el encuentro entre la Selección Española femenina contra la República Checa (4-0): de esta forma, el estadio volvía a albergar grandes eventos.

El martes 17 de noviembre lo ha vuelto a hacer con el partido que ha enfrentado a las selecciones de España y Alemania. El encuentro dio el pase a la selección española a la fase final de la Liga de las Naciones de la UEFA.

Allí, Juanma Moreno ha destacado que el estadio aspira a convertirse en un motor económico tanto para la ciudad de Sevilla como para la comunidad autónoma. Todo ello gracias a una programación que se espera «estable y continua cuando poco a poco se vaya superando la pandemia».

Una instalación de «primer nivel»

Asimismo, Juanma Moreno ha hecho hincapié en que Andalucía tiene la capacidad organizativa, recursos y ambición para sacar el máximo partido a una instalación «de primer nivel; patrimonio de los andaluces. Capaz de generar recursos atrayendo proyectos que potencien la marca Andalucía tanto en el ámbito deportivo como en el cultural».

De hecho, el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, que también ha acudido al evento, señaló recientemente que la Junta «va a aspirar a todo»; en lo que se refiere a citas deportivas, incluyendo la posible sede de la candidatura de España y Portugal al Mundial de fútbol de 2030.

En esta línea, La Cartuja acogerá las cuatro próximas finales de la Copa del Rey de fútbol, tras un acuerdo con la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Esto permitirá unos ingresos estimados de dos millones de euros que serán invertidos en la mejora de la propia instalación, así como en la captación de actividades.

El partido se ha celebrado sin público siguiendo las recomendaciones sanitarias. Además, se ha llevado a cabo con todas las garantías técnicas y de seguridad para trabajadores, técnicos y los propios jugadores.

Todo ello tras un arduo esfuerzo por parte de la Junta para subsanar lo antes posible y a coste cero –un millón de euros sufragado por el seguro de la instalación– los problemas derivados de la falta de mantenimiento de la cubierta que obligaron a clausurar el edificio.

«Un proyecto ilusionante para Sevilla y Andalucía»

En este sentido, Juanma Moreno ha subrayado la colaboración del resto de administraciones que forman parte de la sociedad del estadio «para que hoy vuelva a ser un proyecto ilusionante para Sevilla y Andalucía».

Además del presidente andaluz Juanma Moreno y el consejero de Educación y Deporte; han asistido al encuentro el vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín; el presidente de la presidente de la RFEF, Luis Rubiales; el presidente de la Real Federación Andaluza de Fútbol, Pablo Lozano; el secretario General para el Deporte y presidente del Consejo de Administración del estadio de La Cartuja, José María Arrabal; el alcalde de Sevilla, Juan Espadas; y el alcalde de Santiponce, Justo Delgado, entre otras autoridades.

Minutos antes del comienzo del partido, Moreno ha hecho entrega al presidente de la RFEF de una camisa con los anagramas de la Junta de Andalucía y de la sede de la Región Europea del Deporte 2021.