Casi medio centenar de migrantes y refugiados rescatados por el ‘Open Arms’ se han arrojado este viernes 18 de septiembre por la mañana al mar ante el retraso en los permisos para desembarcar.

Tan sólo un día antes, 70 personas saltaban por la borda en Palermo y la Guardia Costera italiana tuvo que auxiliarlos.

El fundador de la ONG Open Arms, Óscar Camps, ha denunciado que están en una «situación límite», «abandonados» a 1,5 kilómetros de la ciudad italiana de Parlermo, «sin solución ni información alguna».

«Se alarga innecesariamente el sufrimiento a bordo no solo de los rescatados, también de la tripulación. 48 más saltan desesperados al mar», ha lamentado en Twitter, donde ha compartido las imágenes de personas con chalecos salvavidas en el agua.

El ‘Open Arms’ se dirigió hacia Palermo instado por las autoridades italianas después de haber sido rechazado durante días por las autoridades de Malta.

Sin embargo, por ahora no tiene asignado ningún puerto seguro de desembarco, algo que ya ha sido repudiado por organizaciones defensoras de Derechos Humanos.

¿Qué es el Open Arms?

Open Arms es una organización española no gubernamental y sin ánimo de lucro. La misión principal de esta organización es proteger en el mar a aquellas personas que intentan llegar a Europa huyendo de conflictos bélicos, persecución o pobreza; y también informar y formar en tierra para conseguir que las personas que migran puedan tomar sus decisiones con total libertad y conocimiento.

Se dedica a la vigilancia y salvamento de las embarcaciones de personas que necesitan auxilio en el Mediterráneo central. Así como, proteger la vida de los más vulnerables en la emergencia en tierra.

Además, la organización pretende construir alternativas a la migración irregular en países como Senegal para dotar de recursos a las personas a través de la información y sensibilización comunitaria.