El concejal de Urbanismo y Vía Pública, Martín Vila, ha mantenido una reunión con los hosteleros de la plaza de Candelaria y la asociación de vecinos Cádiz Centro para presentarles el proyecto de reordenación de las terrazas que el Ayuntamiento va a acometer en este espacio de la ciudad, tras consensuarlo con la Asociación Gaditana de Personas con Discapacidad Física (Agadi).

De esta forma, las terrazas pasarán a instalarse en la calzada que rodea la plaza, por lo que será necesario cambiar el horario de carga y descarga en este espacio público y mover dos plazas de aparcamiento destinadas a personas con movilidad reducida.

En concreto, las terrazas se ubicarán en los espacios que anteriormente estaban destinados al aparcamiento de vehículos debiendo colocar los hosteleros unos bolardos para garantizar la seguridad en caso de paso de vehículos de necesidad, «mejorando así la calidad estancial de la plaza, que es un lugar para que la gente pueda hacer vida y los niños puedan jugar. En definitiva, un espacio de convivencia», ha señalado el edil.

«Nuestra intención –ha añadido- es conciliar todos los intereses que deben conjugarse en la vía pública partiendo de unos parámetros: convivencia pública, lugares de estancia, accesibilidad y terrazas».

Buena acogida del proyecto de reordenación

Así, Vila ha destacado la «buena acogida» que tuvo ayer el proyecto de reordenación de Candelaria  por parte de los empresarios de los negocios hosteleros que allí se ubican.

A la reunión, que se celebró en el Salón de Plenos del Ayuntamiento, acudieron representantes de El Rincón de la Candelaria, el restaurante Candelaria, la heladería Bolas, la peña La Estrella, y los restaurantes Sonámbulo, Código de Barras y La Candela, así como de la asociación vecinal Cádiz Centro y también un técnico municipal de Vía Pública y el director de la Delegación municipal de Tráfico. La asociación Agadi excusó su ausencia.

«Ayer explicamos a los hosteleros cómo hay que reordenar la plaza para adecuarse a la ordenanza de terrazas y al reglamento que dispone, y todos ellos acogieron el proyecto de buen agrado», ha apuntado el concejal.

Hoy se han dado los primeros pasos para materializar la reordenación de la plaza Candelaria, con la intención de que se pueda iniciar el trámite administrativo y pueda plasmarse en el plazo de un mes.

En este periodo, además de tramitar las autorizaciones, las plazas de personas con movilidad reducida ubicadas en la calle Montañés se desplazarán a la plaza de Candelaria ampliándose el espacio destinado a las mismas.

De este modo, en la calle Montañés y en el frontal de la plaza de Candelaria se habilitará una zona de carga y descarga que funcionará tanto en horario de mañana como de tarde, de forma que se reducirá el paso de vehículos en el interior de la plaza.

Cabe recordar que estos días, a su vez, se está instalando un sensor de matrículas en la calle Rubio y Díaz, de modo que el acceso a la plaza tendrá un elemento de control para garantizar que esta reordenación se cumple.