El sindicato de Vox, demandado por usurpar el nombre de Solidaridad Obrera

Exige una indemnización por daños y perjuicios valorada en 10.000 euros para donar a una ONG

Solidaridad Obrera ha demandado ante la Audiencia Nacional al nuevo sindicato Solidaridad, vinculado a Vox, por vulneración del derecho a la libertad sindical al usurpar su nombre, por lo que le exige una indemnización por daños y perjuicios valorada en 10.000 euros para donar a una ONG.

En su denuncia registrada el pasado viernes, a la que ha tenido acceso Europa Press, la organización anarcosindicalista exige que esta nueva central sindical deje de utilizar el término «solidaridad» y que no puede usarse esta denominación en sedes, carteles y pancartas.

Todo ello después de que el pasado 13 de agosto el nuevo sindicato Solidaridad, impulsado por Vox, se presentara en redes sociales con un vídeo en que cuestiona al Gobierno de coalición, a los «sindicatos corruptos», a Bruselas, a la inmigración ilegal, a la deslocalización e incluso el «ecologismo progre».

Para argumentar su escrito de demanda, Solidaridad Obrera asevera que la jurisprudencia del Tribunal Supremo, en base a sentencia e 2006, establece que la denominaciones de los sindicatos no pueden coincidir ni inducir a confusión con otra «legalmente registrada».

Lesión del derecho fundamental

«Argumentar que la identidad o mera asimilación de la denominación adoptada por un determinado sindicato en relación con la de otro ya existente con precedencia y que figura legalmente registrado no afecta al derecho fundamental de libertad sindical resulta, realmente, inaceptable, puesto que el nombre identificador de una organización sindical constituye, sin duda alguna, un elemento básico de su existencia dentro del ámbito laboral y, por tanto, cualquier duda que pueda suscitarse al respecto, necesariamente, tiene que afectar a aquel derecho fundamental que, obviamente, se puede ver lesionado por la utilización de una denominación idéntica o, simplemente, inductora de confusión dentro del mundo sindical…», subraya Solidaridad Obrera para parafrasear la resolución del Supremo.

Además, destaca que esta organización está vinculada a Vox, formación de implantación nacional e ideología «ultra conservadora, y constituye un «apéndice del partido, con finalidades políticas».

En contraposición, defiende que Solidaridad Obrera es un sindicato con más de cien años de historia que no está integrado en ningún partido político, con ideología «social y obrera» y en cuyos estatutos queda «expresamente prohibido» militar en formaciones políticas.