Abusa sexualmente de manera reiterada de la hija de su pareja

La madre habría obligado a su hija mayor, que ahora tiene 31 años, a mantener relaciones sexuales con un hombre cuando tenía 18

La Policía Nacional ha detenido en Sevilla a un hombre por supuestos abusos sexuales y reiterados a la hija de su pareja, de 15 años de edad, cuya madre también ha sido arrestada por un presunto maltrato físico y psicológico hacia la menor.

Además, la detenida habría obligado a su hija mayor, que ahora tiene 31 años, a mantener relaciones sexuales con un hombre cuando tenía 18.

La investigación comenzó en julio de 2020, cuando agentes especializados de la Uunidad de Atención a la Familia y la Mujer (UFAM Central) recibieron información procedente de una fundación de ayuda a niños y adolescentes en riesgo en la que se comunicaba que una mujer de 31 años manifestaba «que su hermana de 15 había sufrido malos tratos habituales por parte de su madre y abusos sexuales de su padrastro», informa la Policía en un comunicado.

Tras diversas gestiones, los agentes se entrevistaron con ambas víctimas. La menor relató que llegó a España en enero de 2018 coaccionada por su madre, ya que su deseo era quedarse en Paragua y con su padre biológico.

Un mes más tarde, la detenida conoció a su actual pareja en Ibiza y ambos se mudaron a Sevilla, momento en que comenzaron las vejaciones e insultos del hombre hacia la menor. Además, en varias ocasiones le propuso mantener relaciones sexuales mientras le realizaba tocamientos en diferentes partes del cuerpo.

Los hechos narrados por la joven

La joven narró a su madre todos los episodios en los que su padrastro había intentado abusar de ella sin que la mujer diese credibilidad a las palabras de su hija.

La menor consiguió contactar con su padre biológico, que vive en Paraguay, y le comunicó la situación que estaba viviendo, «manifestándole que no quería que denunciara ni a su madre ni a su padrastro porque no quería tener problemas con ellos».

Al no contar con el apoyo de su madre ni de su padre biológico, la menor se fugó de casa hasta el domicilio de su hermana en Alcorcón (Madrid) a quien contó los hechos que le habían sucedido. En este sentido, la hermana mayor, supuestamente, también había vivido situaciones de abuso por parte de su madre.

Según manifestó la hermana de la menor,l apenas tenía relación con su madre, ya que vivió un hecho similar al de su hermana menor a finales del año 2008 cuando su progenitora habría intentado que ejerciera la prostitución. Para ello, le presentó a un varón «que la agredió sexualmente, hecho que nunca fue denunciado».