Perspectivas económicas de los casinos online en España

Los juegos de casino online más populares en España son las tragaperras, la ruleta y el Blackjack

Al hablar de los casinos online en España, el año 2011 marca un punto de inflexión. En esa fecha se publicó la Ley 13/2011, que establece la normativa fiscal que regula el juego en línea. En 2018 se promulgó un ordenamiento complementario, la Ley 6/2018, que unificó los tipos impositivos en 20%.

Para el cálculo de los impuestos se toma como base el GGR o Gross Gaming Revenue. Esta cifra refleja el monto bruto de recaudaciones del juego, una vez pagados los premios a los jugadores. Difiere de las ganancias, pues del GGR se descuentan los costes operativos, tales como licencias, comisiones e impuestos.

Casinos online en España: un sector en crecimiento

La explicación anterior nos será útil para entender las dimensiones del sector de los casinos online en España. Todos los datos de los organismos oficiales se expresan usando como base el GGR.

Sea cual sea la fuente consultada, es evidente que el juego en línea goza de buena salud. El Anuario del Juego en España, editado por el Instituto de Política y Gobernanza de la Universidad Carlos III y CEJUEGO (Consejo Empresarial del Juego), recoge cifras prometedoras.

En 2019, los márgenes del juego online experimentaron un crecimiento del 7,15% con respecto al año anterior. En concreto, el GGR ascendió a 749 millones de euros, según revela el informe de la Dirección General de Ordenación del Juego.

Cabe destacar que esta es la aportación total del sector. En él se incluyen tantos los casinos online, como las apuestas en línea, bingo, concursos y sitios de póquer.

Pongamos la lupa sobre estos datos, para discriminar los aportes por categoría. De los 185,5 millones de euros pagados al fisco en 2019, 48,48% corresponden a las apuestas, básicamente referidas a competiciones deportivas. Pese a concentrar casi la mitad de las contribuciones, las apuestas en línea muestran una caída con respecto al año anterior.

Igualmente los bingos muestran un leve descenso, al pasar del 1,85% al 1,44%, y el póquer pasó de 11,02 en 2018 a 10,8% en 2019.

Por el contrario, los concursos incrementaron su participación y pasaron del 0,09% al 0,33%. Pero sin duda, son los casinos online los que han experimentado una variación mayor. En 2018 representaban el 34,15% de las aportaciones, y en 2019 alcanzaron el 38,95%. Dicho en términos monetarios, los casinos online en España contribuyeron con 72,29 millones de euros a las arcas públicas.

Las cifras de los casinos online en España

Los juegos de casino online más populares en España son las tragaperras, la ruleta y el Blackjack. Los españoles gastan más de 1 mil 100 millones de euros en máquinas de azar o tragaperras online. Esto representa el 44,61% del total de dinero jugado en los casinos en línea. Estos slots poco o nada tienen en común con las máquinas tradicionales. Se trata de juegos en 3D y 4D, que cuentan con gráficos en alta resolución y cuidados efectos de sonido.

Por su parte, las ruletas en vivo representan el 30,77% del total jugado. Esto equivale a unos 780 millones de euros. En este caso, los casinos online han hecho un gran esfuerzo por emular la experiencia del juego presencial. Disponen de croupiers en vivo y las partidas se transmiten en streaming, para que los jugadores puedan seguir todos los movimientos. Además, algunas plataformas ofrecen la posibilidad de competir con otros usuarios conectados.

Sin embargo, aún hay nostálgicos que prefieren la ruleta convencional. En 2019 estos jugadores invirtieron 376 millones de euros en los casinos online de España. Finalmente, el Blackjack representa casi el 10% del total jugado, con una cifra que ronda el cuarto de millón de euros.

El 50,9% del dinero jugado en línea se apuesta en los casinos. En términos de inversión le siguen las apuestas, que representan el 37,1%, y el póker, con 11,48%.

El efecto Covid-19 en los juegos en línea

Ni siquiera los casinos online en España se han salvado de los efectos de la pandemia del Covid-19. La participación ha caído a raíz de las restricciones a la emisión de publicidad de los sitios de juego en línea.

Mikel López de Torre, presidente de la Asociación Española de Juego Digital (AEJD), alertó sobre sus efectos en la economía. Explica que en estos meses el número de jugadores activos ha disminuido entre 50 y 80 por ciento. Se teme por el impacto en los resultados financieros de las empresas y, en consecuencia, en sus aportes fiscales.

Habrá que esperar, sin embargo, para medir cuál es la respuesta del sector una vez que las medidas se levanten. Por ejemplo, podría verificarse un cambio importante en la estacionalidad de la participación, ligada a las modificaciones del calendario deportivo. Por ello no sería de extrañar que en el segundo semestre haya un repunte de la actividad.