Largas colas y poca distancia en el aeropuerto de Madrid

Al llegar a Madrid, estuvimos dos horas para «recoger las maletas, firmar un papel y que nos tomasen la temperatura»

Nerea es una estudiante gallega que está estudiando la carrera de medicina en Polonia y ha llegado al aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez en un vuelo procedente de Frankfurt.

Al llegar a Madrid, estuvimos dos horas para recoger las maletas, firmar un papel y que nos tomasen la temperatura», ha contado esta estudiante. Había largas colas y poca distancia entre las personas.
Ahora, la familia de Nerea está preocupada por todo el viaje y las condiciones en las que tuvo que realizarlo, por eso le harán un test de coronavirus que ellos mismos pagarán.