El alcalde de Almería pide que se «revierta» la pérdida de vuelos con Sevilla

Para Fernández Pacheco la ciudad  «endémicamente ha tenido un déficit de comunicaciones que ha lastrado el desarrollo económico, turístico y comercial»

El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco (PP), ha calificado este jueves de «muy mala noticia» la aceptación por parte de Aviación Civil de la propuesta para reducir las frecuencias del vuelto entre Almería y Sevilla que opera la compañía Air Nostrum y que ha sido alegada por la Junta de Andalucía, por lo que ha señalado que «si depende de una decisión política», dicha decisión «tiene que revertirse».

«La realidad es que los almerienses tenemos unas comunicaciones más propias de otro siglo que de lo que una ciudad con 200.000 habitantes en una provincia exporta y con vocación turística debería tener», ha apuntado el primer edil almeriense en declaraciones a los medios.

Para el alcalde, Almería «endémicamente ha tenido un déficit de comunicaciones que ha lastrado el desarrollo económico, turístico y comercial», lo que supone además una «injusticia histórica con todos los almerienses» que «se ha ido consolidando con diferentes gobiernos de diferentes partidos y en diferentes administraciones».

«Si ahora la nueva realidad a la que nos enfrentamos supone una merma en lo que es por si una injusticia, la única valoración posible es negativa», ha recalcado antes de apelar a la «responsabilidad» de los dirigentes públicos y a las «administraciones superiores» para que «lo arreglen» y «lo remedien».

Al respecto de los posibles cambios para esta ruta declarada de Obligación de Servicio Público (OSP), la aerolínea Air Nostrum se ha remitido a las conversaciones que mantiene actualmente con la Dirección General de Aviación Civil y con la Junta de Andalucía, desde donde ya se avisó de la intención de bajar de once a siete las frecuencias semanales y se anunciaron alegaciones. La compañía trabaja además en una revisión similar con la ruta OSP con Melilla.

La Junta manifiesta que desconoce las repercusiones económicas que la suspensión del contrato pudiera tener. «Según la información del Ministerio, la suspensión del contrato es parcial desde el 10 de abril hasta la fecha, si bien hay constancia de que la ruta aérea no ha estado operativa desde el 16 de marzo», señalaron desde el Gobierno andaluz al dar constancia de la suspensión de vuelos tras la declaración del estado de alarma.

«Solicitamos aclaraciones sobre las repercusiones de todo tipo, pero sobre todo económicas que esta situación tiene en el contrato», han incidido en las alegaciones desde la Dirección General de Movilidad de la Consejería de Fomento, donde daban cuenta de que tampoco se han especificado las condiciones de operación para detallar las nuevas franjas horarias o días en los que se proponen los vuelos.

Por el momento, desde la compañía se aboga por una respuesta coordinada con la administraciones tras la crisis sanitaria toda vez que estas rutas con declaración OSP no están sujetas a las condiciones de mercado, por lo que son las autoridades quienes pueden determinar sus condiciones.