Acaban con un grupo de contrabando de tabaco que operaba en Sevilla y Córdoba

Los investigadores tuvieron conocimiento de que, en la zona oeste de la capital cordobesa

La Agencia Tributaria y la Policía Nacional han desmantelado un grupo dedicado al contrabando de tabaco en la capital cordobesa y en la localidad sevillana de Écija, deteniendo a siete de sus miembros como presuntos autores de un delito de contrabando e incautando alrededor de 6.150 kilos de picadura de tabaco, que alcanzaría un valor en el mercado negro de un millón de euros.

Según han indicado la Agencia Tributaria y la Policía Nacional en un comunicado conjunto, los investigadores tuvieron conocimiento de que, en la zona oeste de la capital cordobesa, podría existir una casa en cuyo interior se estaría recibiendo, manipulando, almacenando y distribuyendo picadura de tabaco, motivo por el que comenzó una operación conjunta de la Policía Nacional y funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria.

Fruto de las numerosas pesquisas realizadas por funcionarios de ambos cuerpos, los actuantes fueron identificando a varias personas que desempeñaban distintas labores dentro del entramado, localizando, además, la ubicación de los inmuebles utilizados tanto en la capital cordobesa como en la vecina localidad de Écija.

Por todo lo anterior, el pasado martes se estableció un operativo tendente a la detención de los mismos, realizando, además, una entrada y registro domiciliario en un chalet en las afueras de la capital cordobesa de donde se había visto salir una furgoneta de alquiler.

Una vez interceptada, se comprobó que transportaba casi una tonelada de picadura de tabaco con destino a Madrid, desde donde se distribuía a toda España a través de empresas de transporte urgente. Además, se descubrieron más de 5.000 kilos de picadura dentro del chalet.

El resultado final de la operación fue la detención, en Córdoba, de cuatro personas y la incautación de 6.150 kilos de tabaco de contrabando, así como todo el material necesario para realizar el proceso de manufactura de la picadura, junto con el embalaje.

Además, se intervinieron tres máquinas de picar tabaco. Por su parte, en Écija se procedió a la detención de otras tres personas a las que se les atribuye la presunta comisión de un delito de contrabando.