Histórico ascenso del Guadalcacín FS Femenino a Primera División

Las jugadoras de Andrés Sánchez superaron al Palau en un partido marcado por el intenso calor y un público que llenó el pabellón municipal

El sueño de Andrés Sánchez y los componentes del Guadalcacín FS Femenino se hizo por fin realidad. El conjunto guadalcacileño logró en la tarde de ayer un trabajo y más que merecido ascenso a la máxima categoría del fútbol sala femenino después de superar su eliminatoria ante el CFS Palau-Solità.

A pesar de la buena renta que las jerezanas cosecharon en el partido de ida (0-1), el público no quiso perderse una cita histórica y se alcanzó el lleno en el Pabellón Municipal de Guadalcacín. Bajo un calor asfixiante y un ambiente de otra categoría saltaban las protagonistas al terreno de juego.

En los primeros minutos se pudo notar la tensión y el respeto que los dos equipos mostraban por sus rivales. Pero cuando el crono apenas superaba el minuto 6 de juego, un pase interior de Taine a Clara permitía a la jerezana plantarse sola delante de la portera visitante a la que conseguía batir con un disparo cruzado (1-0).

Tras el tanto, las catalanas dieron un paso adelante en busca de la igualada pero se encontraron primero con la madera y luego con una inspirada Caridad que sacó todos los balones que se dirigían hacia su portería. El Guadalcacín, mientras tanto, trataba de hacer daño a la contra pero a falta de tres minutos para el descanso llegaba el gol de la igualada. Sandra Torres, con un disparo desde quince metros, enviaba el balón a la escuadra izquierda y establecía el 1-1.

Con las tablas en el marcador se llegaba al tiempo de descanso. Durante el intermedio, Andrés Sánchez reactivó el ánimo de sus jugadoras, que tras el gol visitante se vieron superadas por el juego de las rivales. El equipo salió con otra mentalidad en el segundo periodo y en los primeros compases avasallaron la portería de Mariona.

El Palau tardó en asomarse sobre la portería de Caridad, pero había que tener en cuenta que un gol daba el ascenso a las catalanas por lo que las verderonas se emplearon a fondo en tareas defensivas. El miedo se apoderaba del cuerpo de los presentes a falta de menos de 15 minutos para el final cuando Ingrid Vierte no alcanzaba a rematar un pase de Ingrid Carrillo por muy poco.

En los últimos diez minutos, el público, consciente de la importancia del resultado, se convirtió en un jugador más sobre la pista y ayudó a levantar el ánimo de un Guadalcacín que encontraba el premio a su esfuerzo gracias a un gol de Desi (2-1). El tanto hizo mella en las catalanas que veían cómo la eliminatoria se les escapaba, mucho más cuando Bibiana a los 34 minutos anotaba el 3-1 con el que se empezaba a saborear el ascenso.

En los instantes finales, Tati Torres sacaba portera-jugadora sobre la pista y aunque apenas crearon ocasiones de peligro, Ingrid Viertes lograba el definitivo 3-2 con el tiempo prácticamente cumplido. Con el pitido final, se desató la fiesta en el Pabellón. Las jugadores, técnicos y directivos celebraron por todo lo alto un ascenso muy trabajado, las lágrimas se reflejaban en los rostros de las protagonistas y al final, tradicional manteo al técnico local y botellas de cava para cerrar un temporada de ensueño que permitirá llevar el nombre de Guadalcacín la próxima temporada por la máxima división del fútbol sala femenino nacional.