Cruz Roja se adjudica el socorrismo y salvamento en La Barrosa y Sancti Petri

El servicio se prolongará hasta el mes de noviembre e incluye incrementos de horas y personal

La mesa de contratación ha adjudicado a Cruz Roja Española los servicios de asistencia sanitaria de primeros auxilios, vigilancia, salvamento, socorrismo y atención a personas con discapacidad en las playas de Chiclana. Un contrato, que contará con una duración inicial de dos años, prorrogables por anualidad hasta un máximo de cuatro, y un presupuesto de 763.854,91 euros, IVA incluido por anualidad, lo que supone un ahorro de 76.385 euros respecto al presupuesto base de licitación. De esta forma, una vez adjudicado el servicio en mesa de contratación, la propuesta pasará a Junta de Gobierno Local, que será la encargada de aprobar dicho expediente, a través del cual Cruz Roja Española continuará prestando dicho servicios en el litoral chiclanero, tal y como se viene realizando casi de forma ininterrumpida en las tres últimas décadas.

“Estamos hablando de una importante apuesta que desde este equipo de Gobierno se lleva a cabo en cuanto al servicio de salvamento y socorrismo en nuestras playas, puesto que vamos a incrementar el número de profesionales, así como el horario de servicio y, por supuesto, las infraestructuras de playas”, indica el delegado municipal de Playas, Joaquín Páez, quien destaca que “todo ello con el objetivo de garantizar la seguridad de todas las personas que se acercan a nuestras playas”. “Sabemos que estaremos en buenas manos, puesto que Cruz Roja Española ha demostrado en los últimos años su gran trabajo al frente de este importante servicio, actuando con gran profesionalidad y mejorando año tras año”, recalca.

Asimismo, el responsable del área destaca que “se trata de un salto muy importante en la calidad del servicio durante casi todo el año, puesto que se prolonga hasta finales del mes de noviembre”. “Los objetivos de las mejoras previstas en el pliego de condiciones eran dos; por un lado, incrementar la seguridad y, por otro, la accesibilidad. Y e difícil encontrarse playas con tanto equipamiento como las de Chiclana, por lo que confiamos en que podamos disfrutar de una temporada estival segura, ya que hay mucha gente implicada y con ilusión”, incide.

Hay que destacar que, tras la Semana Santa y los fines de semana de abril, dicho servicio continuará durante los fines de semana del presente mes de mayo, en horario de 12 a 18 horas, con un servicio que duplicará el número de efectivos respecto al mismo periodo de 2017, pasando de 7 el año pasado a 15, a los que habría que añadir un socorrista de vigilancia dinámica, que se trata de una novedad en este 2018, puesto que la función de esta persona es atender cualquier tipo de incidencia sin ubicación fija, puesto que su trabajo se desarrolla a lo largo de la playa. Además, se incrementa en cuatro el número de torretas de vigilancia, en uno el número de embarcaciones y en uno el número de vehículos respecto al mismo periodo del pasado año.

Por otro lado, la temporada media relativa al mes de junio, es decir, la primera quincena de mes, se amplía el horario de servicio de 12 a 20 horas. En este periodo, el número total de profesionales ascenderá a 18 (incluido el socorrista de vigilancia dinámica) frente a los 16 del pasado año. Asimismo, frente a las cuatro torretas operativas del pasado año, en esta primera quincena de junio estarán abiertas cinco (hostal Campanario, puesto central, chiringuito Las Dunas, hotel Barrosa Palace y Atenas Playa).

En cuanto a la temporada alta, que comprende del 15 de junio al 15 de septiembre, el servicio verá incrementado su horario respecto al pasado año, puesto que pasaría de las 11 a las 21 horas, es decir, diez horas diarias. Además, en cuanto al personal (responsable del servicio, operador de radio, enfermeros, patrones de barco y socorristas), se pasará de los 28 profesionales del pasado año a 36 por día, incluidos los tres socorristas de vigilancia dinámica. Además, en la playa de La Barrosa se incrementará el número de torretas de vigilancia, pasando de seis a ocho al incluir una en el chiginguito Las Dunas y otra en la bajada del hotel Riu Chiclana, mientras que en la playa de Sancti Petri se pasa de una a dos (una junto al espigón y otra junto al chiginguito Bongo). Asimismo, en Sancti Petri habrá como novedad la presencia de dos socorristas de baño adaptado, que hasta ahora no había, lo que refuerza nuestra apuesta por tener unas playas más accesibles para personas con movilidad reducida.

Una vez terminada la temporada alta, desde el 16 de septiembre hasta el 31 de octubre el horario del servicio será de 11 a 19 horas y contará con 18 efectivos en la segunda quincena de septiembre y 16 efectivos en octubre, dos más que el pasado año. Además, se incrementa en una el número de torretas de vigilancia respecto al mismo periodo de 2017. Y, finalmente, durante el mes de noviembre el servicio comprenderá de 12 a 18 horas, siendo el mismo el número de efectivos en relación al mismo mes del pasado año. “Estamos convencidos de que las mejoras introducidas en el pliego de condiciones, y que se reflejará en el contrato con Cruz Roja, posibilitarán un mejor servicio a la ciudadanía y, como consecuencia de ello, una mayor seguridad a bañistas”, incide Páez, quien añade que “desde el Ayuntamiento estamos redoblando esfuerzos para que Sancti Petri y La Barrosa sigan siendo referentes en cuanto a calidad y seguridad. Ahora solo falta que se cumplan los plazos anunciados por el subdelegado del Gobierno en relación a la aportación de arena y las playas puedan estar al 100 por cien antes de julio”.