Tomares establece un plan de desinfección y limpieza total

El Ayuntamiento, además,  ha aprobado un «ambicioso» plan de actuación con el objetivo de reactivar la economía local y apoyar a todos los colectivos de la sociedad tomareña

El Ayuntamiento del municipio sevillano de Tomares ha establecido un plan de desinfección y limpieza las 24 horas del día, con el que desinfectan todas las calles, plazas, instalaciones y espacios públicos de la ciudad como medida de prevención, con el objetivo de incrementar al máximo la seguridad de los vecinos.

En un comunicado, el Ayuntamiento señala que, por un lado, los trabajadores de la limpieza municipal, tanto de Ferrovial Servicios como de Vías y Obras, están realizando un gran esfuerzo desinfectando durante 16 horas a diario, en dos turnos de ocho horas cada uno, todos los rincones del municipio con tres cubas de gran capacidad, máquinas hidro y equipos con máquinas atomizadoras con desinfectante.

Para mantener el municipio limpio y desinfectado diariamente, también trabajan por la noche durante ocho horas los trabajadores del Servicio Municipal de Recogida de Residuos Sólidos Urbanos que recogen la basura orgánica y selectiva todos los días de la semana, además de los restos de poda (domingos, martes y jueves) y enseres (lunes, miércoles y viernes).

Como medida de prevención frente al Covid-19, además de las calles, plazas, parques y espacios públicos, se han desinfectado todas las instalaciones culturales como la Biblioteca Municipal, el Auditorio Municipal Rafael de León y los espacios de los talleres municipales de Cultura.

Además de las infraestructuras deportivas como el Polideportivo Municipal Mascareta y los estadios de Fútbol, con el objetivo de que todas las instalaciones municipales estén limpias y desinfectadas para seguridad de los vecinos cuando empiecen a funcionar.

Plan ‘Tomares en marcha’

Además de estas medidas, el Ayuntamiento ha aprobado un «ambicioso» plan de actuación, ‘Tomares en marcha’, con el objetivo de reactivar la economía local y apoyar a todos los colectivos de la sociedad tomareña para que «ni un solo vecino se quede atrás y que, en cuanto termine la crisis por el coronavirus, el municipio pueda recuperar poco a poco la normalidad lo antes posible».

El plan recoge, en un primer paquete de actuación, 25 medidas, muchas de carácter fiscal, como las destinadas al apoyo del comercio local, a los empresarios y a la hostelería, el fomento del empleo y del tejido empresarial, o la supresión o aplazamiento del pago de tasas e impuestos, y otras de carácter social, para apoyar a las personas más vulnerables.