Farmacéuticos andaluces lanzan una campaña para el uso seguro de mascarillas

El Cacof recuerda que la situación general hoy es de «desabastecimiento» de mascarillas en las farmacias de la comunidad

El Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos (Cacof) se ha sumado a la campaña puesta en marcha por el Consejo General de Farmacéuticos para que los ciudadanos conozcan cómo deben utilizarse y hagan un uso adecuado y seguro de las mascarillas en el escenario actual de emergencia sanitaria por coronavirus, y que se une a las recomendaciones y diversos materiales divulgativos que los farmacéuticos vienen realizando desde el comienzo de la crisis para informar a la población, siguiendo los consejos e indicaciones de las autoridades sanitarias.

Según un comunicado, esta nueva iniciativa se centra en las pautas para conocer qué tipos de mascarillas existen, para quién están recomendadas así como las instrucciones de uso, tanto para ponérsela como para retirarla y desecharla. Para ello se han elaborado infografías, vídeos y diferentes materiales para redes sociales, que se irán ampliando en los próximos días.

Cacof destaca que la campaña responde a la vocación de servicio público de la profesión farmacéutica que en esta emergencia sanitaria está desarrollando una labor sanitaria esencial en los diferentes ámbitos de ejercicio en los que trabajan los farmacéuticos españoles y andaluces, tanto en la red de farmacias, como en los hospitales, en los laboratorios clínicos, en la salud pública, en la investigación, en la industria y la distribución farmacéutica, etcétera.

En Andalucía existen más de 12.000 farmacéuticos, de los que la mayoría, más de 9.000, desarrollan su labor profesional en alguna de las casi 4.000 farmacias de la comunidad.

La campaña, que ha comenzado a difundirse en todo el territorio nacional, ha sido elaborada en colaboración con las Vocalías Nacionales de Farmacia Hospitalaria, Oficina de Farmacia y Distribución.

Principales recomendaciones

Las circunstancias en las que se recomienda actualmente el uso de mascarillas son para profesionales sanitarios, para enfermos de Covid-19, para personas con sospecha de infección (tos, fiebre o dificultad para respirar), personas sin síntomas que estén cuidando de un paciente infectado y personas sin síntomas en las que no sea posible mantener las medidas de distanciamiento social, especialmente en lugares concurridos.

Además, hay que recordar que la utilización de mascarillas solo es efectiva en combinación con las medidas de higiene y distanciamiento social. Asimismo, es fundamental utilizar correctamente la mascarilla para evitar pérdida de eficacia y posible aumento del riesgo de transmisión.

Los pasos a seguir antes de ponerse una mascarilla son: lavarse las manos con agua y jabón o con una solución hidroalcohólica; identificar la parte superior de la mascarilla; colocar la mascarilla en la cara (si dispone de pinza nasal, ajustarla a la nariz); enganchar la mascarilla a las orejas o a la parte posterior de la cabeza, según el modelo; bajar la parte inferior de la mascarilla a la barbilla, verificando que cubra la barbilla; y pellizcar la pinza nasal con ambas manos para ajustarla a la nariz.

Una vez ajustada la mascarilla no se debe tocar la mascarilla nunca con las manos, y si se necesita tocar la mascarilla, se deben lavar previamente las manos con agua y jabón o frotárselas con una solución hidroalcohólica. Tampoco se debe colocar en una posición de espera en la frente o debajo de la barbilla ni durante ni después del uso.

Por su parte, para retirar la mascarilla debe lavarse las manos con agua y jabón o frotarlas con una solución hidroalcohólica; retirar la mascarilla sin tocar la parte frontal de la mascarilla; desechar la mascarilla en un contenedor provisto de una bolsa de plástico, (preferiblemente con doble bolsa), y a ser posible con tapa y control no manual; y lavarse las manos con agua y jabón o frotarlas con una solución hidroalcohólica.

Distribución de mascarillas

Por otra parte, en relación al suministro de mascarillas a las farmacias, el presidente del Consejo Andaluz de Colegios Farmacéuticos (Cacof), Antonio Mingorance, ha afirmado que «a día de hoy no hay suministro de mascarillas en las farmacias andaluzas, y que la situación general es de desabastecimiento», con algunas excepciones de que pueda haber en algunas boticas de la comunidad, y que «hasta el momento no hemos tenido comunicación oficial sobre la fecha en que podría normalizarse la disponibilidad de mascarillas en la red de farmacias, a nivel nacional y andaluz, aunque se espera que sea en unos diez o quince días».

Asimismo, ha añadido que «seguimos ofreciendo a las autoridades sanitarias que las mascarillas puedan distribuirse desde las farmacias de forma controlada a toda la población, a través de la tarjeta sanitaria, a margen cero, sin ganancia ni beneficio para la farmacia y al precio que establezca el Gobierno».

«Estamos en una situación de gran angustia para la población y esta medida facilitaría el acceso en condiciones de igualdad a todos los andaluces, priorizando su distribución a las personas y colectivos más vulnerables ante el coronavirus, y permitiendo controlar en tiempo real las mascarillas disponibles y dispensadas», concluye.