Cádiz inicia el reparto de menús para los escolares con becas bonificadas

La concejala de Educación, Ana Fernández, afirma que «las instituciones deben poner todos sus recursos al alcance de la ciudadanía para evitar que esta crisis se cebe con los más vulnerables»

El Ayuntamiento de Cádiz, a través de la Delegación municipal de Educación, ha iniciado el reparto de los menús para el alumnado que tienen el comedor escolar bonificado al cien por cien. La concejala de Educación, Ana Fernández, ha señalado que «después de estar más de diez esperando una solución por parte de la Junta de Andalucía, desde el Ayuntamiento volvemos a dar un paso al frente y nos hacemos cargo de la coordinación de este reparto como ya estamos haciendo con el alumnado integrado en el plan Syga».

Ana Fernández ha informado que «de la misma forma, el reparto de menús escolares se hace a través de las dos empresas que tienen adjudicado el servicio». La semana pasada la primera de estas empresas comenzó con el primer reparto y desde este martes lo hará también la segunda.

Desde el Ayuntamiento se han organizado turnos en varios colegios de la ciudad para que las familias puedan acudir a recoger los menús que están preparados para ser consumidos en el domicilio. El reparto se realiza en los colegios Reyes Católicos, Adolfo de Castro, Celestino Mutis, Tierno Galván, Gadir y CEIP San Felipe.

Al igual que con los integrantes del plan Syga, se han contrastado los datos con la empresa y con los directos de los colegios para asegurar que están todos los integrantes de programa y se ha comunicado a las familias el centro al que tienen que acudir para recoger los alimentos así como el horario. Para la entrega se solicitará a las familias que acudan el DNI o un documento de identificación.

Fernández ha destacado la importancia de que «se hayan incorporado los más de 400 alumnos y alumnas con becas bonificadas al cien por cien porque se encuentran en riesgo de exclusión social, una situación que sin duda se ha visto agravada por las limitaciones impuestas en el decreto de alarma».

«Es deber de las instituciones ofrecer todos los recursos que tienen a su alcance para evitar que esta crisis se cebe con las personas más vulnerables».