Agentes de la Policía Nacional han detenido en Málaga a dos jóvenes, ambos de nacionalidad colombiana, por su presunta implicación en la agresión a un hombre de 43 años. Uno de los arrestados, que resultó ser hijo del perjudicado, habría apuñalado en un glúteo a su padre con un objeto punzante, siendo apoyado en el ataque por un amigo.

Los hechos tuvieron lugar a las 03.00 horas de pasado lunes. Un aviso al Centro de Mando, Comunicación y Control (Cimacc 091) alertó de una reyerta entre varias personas en el barrio de Puerto de la Torre, en Málaga capital, ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

Según los datos recabados en el lugar, la víctima había discutido con su hijo, de 26 años, por ciertas desavenencias. En un momento de la disputa, que tuvo lugar en la vía pública, la víctima recibió un pinchazo en un glúteo por parte de su hijo, mientras un amigo de este la sujetaba del cuello.

Tras facilitar los primeros auxilios al padre perjudicado, que fue derivado a un hospital de la capital; los agentes identificaron y detuvieron a los responsables de los hechos por su presunta implicación en un delito de lesiones. De los hechos se ha dado conocimiento a la autoridad judicial competente.

Otras actuaciones de la Policía Nacional en Málaga

Agentes de la Policía Nacional, bajo la dirección del Juzgado de Instrucción número 4 de Fuengirola (Málaga) han desarticulado una organización presuntamente dedicada a la defraudación a la Hacienda Pública en productos de consumo. Han sido detenidas 14 personas por defraudar hasta 4.000.000 de euros.

Toda esa cifra económica la obtuvieron en la venta de productos relacionados con el sector de la droguería y de las bebidas. Todos esos productos eran comercializados principalmente en la provincia de Málaga.

Control rutinario

La investigación comenzó en Málaga en junio de 2019. Fue entonces cuando, en un control rutinario, los agentes detectaron una persona que portaba en su vehículo una gran cantidad de sellos de diversas empresas. Cuando fue preguntado, no pudo dar una explicación de tal circunstancia.

Al iniciarse las pesquisas por parte de funcionarios especializados en delincuencia económica, se evidenció que esos sellos pertenecían a empresas incursas en la trama criminal desarticulada.

Modus operandi

Los investigadores han constatado que el mecanismo utilizado por la organización desarticulada se basaba en la operativa del fraude al IVA en operaciones intracomunitarias de bienes. Mediante esta fórmula adquirían productos a otras empresas de la Unión Europea que se venden posteriormente en nuestro país.

De esta forma se permite que las organizaciones criminales obtengan grandes beneficios, al defraudar a la hacienda pública española eludiendo el pago del impuesto. Así conseguían hacerse deslealmente con el mercado al vender los productos a un precio inferior al de la competencia.

El entramado societario contaba con empresas en España, Italia y Portugal, las cuales eran controladas por la organización. Al frente de ellas se utilizaban, a modo de testaferros, a personas más cercanas a su núcleo familiar y social; acudiendo posteriormente a testaferros cualificados; delincuentes dedicados profesionalmente a ofrecer este tipo de servicios a entramados societarios criminales.

Con ello, la organización había alcanzado cuotas defraudadas de IVA de más de un millón de euros en alguno de los ejercicios fiscales. En total llegó a una cuota defraudada en los ejercicios 2015 a 2018 investigados de más de 4 millones de euros; habiéndose facturado falsamente más de 19 millones de euros.

El uso de este mecanismo de defraudación, además del perjuicio a la Hacienda Pública, ha permitido al entramado criminal tener una clara ventaja competitiva respecto a otros actores en el mercado de la distribución de productos de bebidas y droguerías, al poder ofertar sus productos a menores precios, al no haber abonado debidamente a las arcas públicas el correspondiente IVA de estas operaciones comerciales, con la  consiguiente afectación a la competencia.

Actuación policial en Málaga

En el operativo policial llevado a cabo en la provincia de Málaga, en el que han participado más de 100 agentes; se ha detenido a 14 personas y se han realizado 13 registros domiciliarios. Además se han bloqueado varios inmuebles, numerosos productos financieros e intervenido 75.000 euros en efectivo.