Los registros de la propiedad confirman que la pandemia ha cambiado las tendencias a la hora de comprar viviendas. Las casas unifamiliares ganan posiciones y, durante el tercer trimestre del año, han superado el máximo de toda su serie histórica. Eso sí, las operaciones de compraventa han bajado cerca de un 17% en relación al mismo período del año pasado.

El informe del Colegio de Registradores de España que analiza la evolución del sector inmobiliario durante el tercer trimestre del año, habla de un nuevo comportamiento en la demanda. Nunca hasta ahora se habían vendido tantas viviendas unifamiliares

De julio a septiembre se registraron en Andalucía veinte mil cuatrocientas cincuenta y cinco operaciones de compraventa. El 77,4 por ciento fueron de pisos y el 22,6% restante, de viviendas unifamiliares.

Este último dato sitúa a nuestra comunidad por encima de la media española en la preferencia de este tipo de residencia. También se prioriza la amplitud de los hogares. La superficie media de las viviendas vendidas en nuestro territorio fue de cerca de 105 metros cuadrados.

De hecho, el 59,7% tenía más de 80 m2. El confinamiento y las posteriores medidas de reducción de la movilidad derivadas de la pandemia han cambiado el comportamiento de la demanda.