Esquerra Republicana (ERC) quiere dejar sin presupuesto para 2021 a la Casa del Rey, al Tribunal Constitucional, al Tribunal de Cuentas y al Ministerio de Defensa, así como cancelar los créditos previstos para el uso de gastos reservados, ya que entiende que la Corona es «corrupta», que los tribunales son «órganos represores» y que no debe destinarse dinero a «tanques y balas» o a «espiar» a la disidencia política.

En rueda de prensa en el Congreso, el portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufián, ha explicado que su grupo ha presentado 320 enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado para el próximo ejercicio que recogen reivindicaciones «históricas» no sólo para Cataluña sino también para la Comunidad Valenciana y las Islas Baleares.

Enmiendas «protesta»

De ese total, el independentista catalán ha recalcado que ERC a registrado cinco «grandes» enmiendas a la totalidad, que ha calificado de enmiendas «protesta», para dejar sin partidas, entre otras, a la Casa del Rey.

Se trata ya de un «clásico», según ha apuntado Rufián, que Esquerra enmiende los Presupuestos para dejar sin dinero a la Monarquía, que en su opinión es una institución «opaca y corrupta» a la que no se puede «premiar» con «500.000 euros mas» por las «corruptelas» del Rey Juan Carlos I.

A su juicio, también debe quedarse sin presupuesto el Tribunal Constitucional, al que considera un órgano «politizado y alineado con los postulados más conservadores y reaccionarios» del país, y el Tribunal de Cuentas, que se ha convertido, según ERC, en «un órgano más de represión» al obligar a pagar fianzas a por delitos ya enjuiciados como el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.

¿10.000 millones para defensa con la que está cayendo?

De la misma forma, ERC quiere suprimir los siete millones de euros que el proyecto presupuestario del Gobierno de coalición destina a algo «tan opaco» como los fondos reservados, «que es básicamente dinero para gente como el teniente coronel Baena y sus operaciones de Torrente 6».

Pero también, como formación «antimilitarista», Esquerra plantea suprimir los más de 10.000 millones de euros que los Presupuestos destinan al Ministerio de Defensa para «tanques y balas», «Con la que está cayendo y caerá el sentido común debería decir lo contrario», ha apostillado.

Rufián no cesa en su lucha frente a la Casa Real 

El pasado mes de agosto, Gabriel Rufián, avisó al Felipe VI de que, igual que no dio resultado con Iñaki Urdangarin, ahora, ante la situación que vive el Rey émerito, tampoco bastará con intentar sacar «la manzana podrida del cesto» y ha añadido que lo «mínimo» que debería hacer Juan Carlos I es presentarse voluntariamente ante el juzgado para declarar por las presuntas irregularidades vinculadas a las obras del AVE a La Meca.

«Les va a salir mal esta operación, que ya nos suena a todos, de intentar desvincular la manzana podrida del cesto», ha asegurado Rufián en una entrevista concedida a Europa Press, en la que hace extensiva esta advertencia al Gobierno de Pedro Sánchez.

Rufián considera que Zarzuela intenta hacer con Juan Carlos de Borbón lo que en su momento hizo con su yerno, el esposo de la infanta Cristina. «Todo el mundo recuerda cómo en su momento el malo era Urdangarin» y se presentaba como víctimas al «pobre Juan Carlos y al pobre Felipe», rememora.

«Ahora, de repente, el malo es Juan Carlos cuando se ha publicado en la prensa internacional que Felipe sabía de los negocios de su padre, sobre todo de los chiringuitos que tenía en Panamá», añade, en referencia a la Fundación Lucum.

La Monarquía un «problema endémico»

Para el portavoz de ERC, la Monarquía es «un problema endémico que tarde o temprano habrá que afrontar» e intentar salir al paso de que todo lo que está ocurriendo sacando al Rey emérito de la Zarzuela no servirá de mucho.

«Que este señor cambie de piso o de casa no deja de ser una operación de maquillaje; lo mínimo sería que se presentara ante un juez y si no lo hace aquí lo acabará haciendo en otro país», augura.

Además, insiste en la necesidad de que el Congreso abra una investigación parlamentaria al respecto, aunque asume que de momento no será así por el veto del PSOE. «Sería de primero de democracia», aduce, antes de advertir de que «a la izquierda cada vez le sale menos gratis vetar investigaciones de ese tipo».