La Policía Nacional de Jerez ha detenido a dos varones tras ser sorprendidos desguanzando una motocicleta robada en una vivienda que pretendía ser ocupada. Los agentes de policía habían acudido al inmueble para evitar su ocupación, topándose con este suceso.

La actuación ha tenido lugar en la zona norte de la barriada del Polígono de San Benito, en torno a las 18:00 horas del pasado día 11 de noviembre. La Policía Nacional acudió entonces a la calle Doctor Marañón, donde dos jóvenes pretendían ocupar una vivienda.

Así, dos indicativos radio patrullas se dirigieron al lugar sorprendiendo a los dos varones, ambos de 23 años de edad. Se encontraban en la vía pública bajo el inmueble afectado manipulando una motocicleta que estaban comenzando a desmontar y a la que ya habían retirado todos los carenados y plásticos protectores.

Los agentes interpelaron a ambos jóvenes por el origen del vehículo y por las acciones que estaban llevando a cabo; no pudiendo aportar un relato coherente. Así, los policías inspeccionaron el vehículo, comprobando que se encontraba robado desde el pasado 1 de octubre en la misma ciudad de Jerez.

Por todo ello se procedió a la detención de ambos varones, a los que les figuran extensos historiales de antecedentes por la comisión de distintos delitos; como presuntos autores de un delito de robo con fuerza.

Por su parte, desde la Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano se localizó al dueño del vehículo, el cual se desplazó a dependencias policiales. La motocicleta fue trasladada al Depósito Municipal de Vehículos con la colaboración de la Policía Local de Jerez hasta que ha sido reintegrada a su legítimo propietario.

Pillados en Jerez con 168 kilos de marihuana

El pasado 13 de noviembre, Jerez también fue protagonista de una importante actuación de la Guardia Civil, en relación al tráfico de drogas. Fue detenido entonces el conductor de un camión por transportar 168 kilogramos de marihuana.

Agentes de la Guardia Civil detuvieron en Jerez de la Frontera al conductor de una furgoneta que transportaba grandes bolsas envasadas al vacío de cogollos de marihuana, como consecuencia de un control policial establecido para verificar el cumplimiento de las medidas adoptadas frente al Covid-19. En un total de 160 bolsas llevaba 168 kilos de cogollos de marihuana, resultando un equivalente a 5.600 plantas.

Según explicó la Guardia Civil en una nota, la actuación tuvo lugar sobre las 13,30 horas del pasado miércoles, cuando los guardias civiles del Puesto de Jerez de la Frontera realizaban un punto de verificación de personas y vehículos en la salida de Jerez de la carretera A-2004 con la A-381 para verificar el cumplimiento de las medidas adoptadas frente al Covid-19.

Durante las distintas identificaciones los guardias civiles interceptaron una furgoneta. Tras el nerviosismo mostrado por el conductor procedieron a realizar un registro exhaustivo del vehículo. Los agentes encontraron el habitáculo trasero de la furgoneta una carga exagerada de grandes bolsas envasadas al vacío. Concretamente 160 bolsas que contenían un total de 168 kilos de cogollos de marihuana.

Por tal motivo, los guardias civiles procedieron a su inmediata detención como supuesto autor de un delito de tráfico de drogas y se instruyen diligencias por parte del Puesto de la Guardia Civil de Jerez de la Frontera.