El Ayuntamiento de Almodóvar del Río (Córdoba) ha decidido que los niños de pueblo, a pesar del Covid-19, no se quedarán sin ver el próximo 5 de enero de 2021 a los Reyes Magos de Oriente, que recorrerán las calles de la población, pero lo harán a pie y, además, los menores solo podrán dar la bienvenida a Melchor, Gaspar y Baltasar desde el interior de sus casas, asomados a puertas, ventanas y balcones.

Así, según ha informado la Delegación de Festejos del Consistorio de Almodóvar, los Reyes Magos saludarán a los niños de la localidad como cada año, pero éstos «deberán darles la bienvenida desde sus domicilios», para evitar contactos que puedan provocar contagios del coronavirus.

Por eso, desde el Ayuntamiento niños y padres toda su «colaboración, para que la visita real se desarrolle con todas las medidas y precauciones frente al Covid-19«, razón por la que «ningún vecino o niño podrá acompañar a la comitiva» de los Magos de Oriente.

Por último y para dar cobertura a todo el municipio, el Consistorio va a «necesitar la máxima colaboración ciudadana, por lo que este año tendremos a varios grupos distintos de Reyes Magos, que serán elegidos por sorteo popular».

Córdoba sin cabalgata de Reyes Magos

Córdoba no tendrá Cabalgata de Reyes Magos ni espectáculo de luz y sonido en la Navidad de 2020. La situación generada por la pandemia del coronavirus Covid-19 ha motivado esta decisión. Pese a ello, sus Majestades de Oriente sí visitarán la ciudad, según han adelantado el teniente de alcalde delegado de Infraestructuras y Medio Ambiente, David Dorado; el delegado de Presidencia, Miguel Ángel Torrico, y la teniente de alcalde de Promoción, Marián Aguilar.

En una rueda de prensa, Torrico ha explicado que las decisiones de suspender la Cabalgata y el espectáculo han sido «difíciles», aunque «esperadas». De este modo, el citado espectáculo, puesto en marcha en 2019 con «éxito» sobre unos 2.000 metros cuadrados y «un importante despliegue de seguridad» ante las 500.000 personas que disfrutaron durante la Navidad, este año no se celebrará. La decisión se basa en un informe de Policía Local que recoge dichos datos y ante las medidas sanitarias y de distancia social.

Al respecto, el edil ha detallado que el informe apunta a «la imposibilidad, como es lógico y normal, de tener personal suficiente para aforar y acotar toda la calle Cruz Conde para asegurar en todo momento la posible proyección del espectáculo de luz y sonido, que se cumpliera la normativa sanitaria vigente hoy, que presumiblemente estará, si no más restrictiva, dentro de dos meses», por lo que «se desaconseja por parte de la Policía Local llevar adelante el espectáculo».