El Gobierno andaluz ha animado este martes a los andaluces a consumir en la próxima campaña navideña, apuntado que aunque desde la administración se habiliten ayudas al sector del comercio, es fundamental la contribución de las familias para que pueda salir de la difícil situación que atraviesa por la pandemia del coronavirus.

Así se ha pronunciado, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, el consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades de la Junta de Andalucía, Rogelio Velasco, que ha pedido a todos los andaluces, tanto a las pequeñas empresas como a las familias, que ante las próximas fiestas navideñas vuelvan a tener un «comportamiento normal en cuanto al consumo».

«Os necesitan las empresas y los comercios andaluces. En los barrios, en los centros comerciales o en los centros históricos de las ciudades», ha dicho el consejero.

Ha agregado que aunque desde la administración se pongan en marcha ayudas «muy potentes» para tratar de paliar la difícil situación del sector del comercio; es fundamental «la contribución y el concurso de las familias».

La Junta de Andalucía lanza una ayuda para los sectores más afectados

El Consejo de Gobierno ha aprobado un decreto ley con carácter extraordinario que incluye medidas urgentes dirigidas a los trabajadores autónomos más afectados por la crisis sanitaria incluidas en el reciente Plan de apoyo a la pyme y a los autónomos suscrito el lunes 16 de noviembre entre la Junta y la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), la Asociación de Autónomos (ATA) y las cámaras de comercio. En concreto, se ha aprobado una ayuda a tanto alzado de 1.000 euros que podrán solicitar los autónomos de los sectores de hostelería, comercio, servicio de peluquería, transporte por taxi y feriantes.

Esta medida, que cuenta con 80 millones de presupuesto y prevé beneficiar a 80.000 trabajadores por cuenta propia, se tramitará con un sistema administrativo ágil que permite resolver en dos meses las solicitudes que presenten los beneficiarios, lo que facilitará que los primeros pagos se realicen en el arranque del próximo año.

Tal como establece el decreto, la ayuda tiene como objetivo paliar los efectos del impacto económico negativo que ha causado la crisis sanitaria y las medidas que se han acordado por la declaración del estado de alarma, de cara a ayudar a sostener la continuidad de sus negocios, y evitar el cese definitivo y la destrucción de empleo.

Para ser beneficiarios de estas ayudas, se establece como requisito ser trabajador por cuenta propia o autónomo con domicilio fiscal en Andalucía; con alta en el régimen especial de la Seguridad Social a fecha de 14 de marzo de este año; y se exige que aún mantengan esta alta hasta el día de inicio del plazo de presentación de solicitudes de la ayuda.