La Guardia Civil investiga a un hombre acusado de simular un delito después de que denunciara en el puesto de Níjar (Almería) haber sido atracado por dos personas que, tras agredirle, se habrían hecho con 500 euros que acababa de retirar de una sucursal bancaria, un reloj y diversa documentación.

Los agentes sospecharon del hombre ya que, tras los supuestos hechos, no requirió ningún servicio de emergencia ni de los agentes policiales tras la agresión. Hay que destacar que no aportó un certificado médico hasta 19 horas después de los hechos, según ha indicado la Comandancia.

Así, los investigadores trataron de reconstruir los hechos a través de diferentes canales de información y medios tecnológicos. Esto llevó a «continuas contradicciones y versiones de los hechos» por parte del investigados, lo que conllevó su investigación por un presunto delito de simulación. Las diligencias se han puesto a disposición de un juez de Almería.

Intervienen casi 400 plantas de marihuana en varias casas okupas en Almería

La Policía Nacional de Almería ha detenido a siete personas y ha intervenido 391 plantas de marihuana en cinco viviendas que habían sido okupadas a través de un operativo policial contra el cultivo de marihuana desarrollado en el barrio de los Molinos y del Puche de Almería.

Por ello, los detenidos han sido desalojados de un edificio que habían ocupado en la calle Delicias de Almería, según ha indicado la Comisaría en una nota, en la que ha apuntado las continuas quejas vecinales acerca de los cortes eléctricos sufridos en el barrio de Los Molinos, lo que conllevó la realización de las primeras pesquisas sobre el inmueble propiedad de una entidad bancaria.

Desde el mes de mayo, la Policía Nacional ha desarrollado vigilancias en torno a los moradores de dicho inmueble; quienes según la investigación se dedicaban al cultivo ilegal de marihuana. Además, los investigadores lograron descubrir otras dos viviendas, una en la calle Antonio Mairena; y la otra en el camino Jaúl Bajo, donde se hallaron una pistola del calibre 7.65 mm, con su correspondiente munición; tres catanas, una navaja, dos escopetas de aire comprimido, y numerosos cartuchos de diferentes calibres.