Un profesor de la Escuela Politécnica de la Universidad de Sevilla (US) ha sido apartado de la institución por un presunto caso de acoso «sexual y laboral».

Fuentes de la Universidad de Sevilla han confirmado a Europa Press que existe una sanción administrativa que aparta a este profesor de la Universidad por un presunto caso sexual y laboral. Por su parte, fuentes sindicales en la US han indicado a Europa Press que se trata de un profesor titular de la Escuela Politécnica.

Además, CCOO y el SAT han informado en un comunicado de que «el acosador ha sido sancionado por la Inspección de Servicios con cuatro años de suspensión de empleo y sueldo por la comisión de dos faltas muy graves».

Los sindicatos han lamentado que diez años después del caso del catedrático Santiago Romero; condenado a siete años de prisión por abusos sexuales contra dos profesoras y una becaria, «se verifica el mismo estribillo en el último caso de acoso sexual y laboral».

«Actuación ejemplar» ante el profesor

«En un escenario de acoso, la persona acosadora teje una red en torno a la víctima buscando aislarla, culpabilizarla y anular sus mecanismos de defensa», han lamentado ambos sindicatos.

Por ello, consideran que «es hora ya de poner fin a este tipo de prácticas del acosador y de su entorno». Tras la sanción de la Inspección, creen que «se hace necesaria una nueva actuación ejemplar frente a quienes, de forma activa y persistente en el tiempo, insisten en actuar en contra de la persona que ha sufrido acoso».

Ante estas situaciones, las secciones sindicales del PDI de CCOO y SAT aseguran que «han estado, están y estarán siempre del lado de la víctima». «Pedimos máxima contundencia con los acosadores y su entorno cómplice», han concluido.

El caso de Santiago Romero

Ex decano La Facultad de Ciencias de la Educación en la Universidad de Sevilla Santiago Romero Granados fue sentenciado a 7 años y 9 meses de prisión tras ser dictado culpable por delitos de abuso sexual y lesiones.

Las víctimas fueron 2 profesoras y una becaria de la unidad de investigación, quienes han optado por permanecer en el anonimato para evitar cualquier repercusión; en su testimonio mantienen que los ataques fueron cometidos en un periodo que va desde 2006 hasta el año 2010, lo que ha abierto la duda de la opinión en si ellas han hecho de tripas corazón, están acusando al catedrático de un delito que no cometió.

Testimonios

Según el relato, los supuestos ataques tomaron lugar en la US en su despacho. Aseguran ser víctimas y resaltaron que él aprovechaba de su estatus en la institución para mantener a las afectadas en silencio.

Además aseveran que el catedrático empezó los abusos desde el primer día que llegaron a sus puesto de trabajo y añadieron que él hacía reiterada mención a su posición de trabajo y la usaba como amenaza para su desarrollo laboral en la US, por lo que se vieron en la posición de mantener silencio.

4 años de supuestos abusos continuos que fueron ejecutados en del ex decano y en otras áreas de la Universidad de Sevilla. Ellas mantienen firme su posición y hasta ahora el jurado las respalda, no obstante el acusado continuará la defensa de su inocencia.

Es de señalar que las tres mujeres ya realizaron una denuncia hacia Romero Granados por presunto acoso laboral. La cual quedó derogada al no tener basamentos sólidos para proceder. Tras la derrota, las demandantes apelaron a una segunda demanda, en esta oportunidad por acoso sexual.