La situación de Melilla ha alcanzado la situación de extrema gravedad por la incidencia del Covid-19. Así lo ha confirmado el consejero de Salud Pública, Mohamed Mohand (PSOE).

Y es que el Ministerio de Sanidad ha situado a la Ciudad Autónoma de Melilla en el «escenario 4» de la pandemia, junto con Navarra y Madrid. Se trata del escenario de mayor riesgo frente al Covid-19 en España.

Un grave escenario epidemiológico que también atraviesan otras ciudades importantes de Europa como Liverpool (Reino Unido) y Ámsterdam (Países Bajos).

La ciudad ha sumado 50 nuevos positivos este viernes 16 de octubre, lo que sitúa los casos activos de Covid-19 en 697 para 85.000 habitantes; y su décimo fallecido.

Ante ello, Mohand ha advertido de que «somos una de las tres regiones que tienen peor situación epidemiológica de España».

El titular de Salud Pública ha manifestado que «el número de incidencia sigue creciendo, así como la tasa de positividad. También la presión hospitalaria y los ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI)», lo que ha provocado que «la situación en Melilla sea tremendamente compleja».

Mohand ha declarado que «es una situación muy difícil la que vive nuestra ciudad, momentos difíciles que hacen tomar medidas duras. Estamos a la altura no solo de Navarra y Madrid, sino también de Liverpool (Londres) o Ámsterdam», en los peores datos de la Unión Europea.

Cierre de la hostelería en Melilla

Por ello, ha admitido que «es una situación compleja y difícil que hace tomar decisiones duras y evidentemente criticadas por la ciudadanía»; en referencia al cierre total de la hostelería a partir de este domingo y durante las dos próximas semanas. Así como la reducción horaria del comercio o la limitación a seis el número de personas que pueden reunirse.

«La decisión de cerrar la hostelería fue una decisión terriblemente complicada, igual que lo fue la actividad cultural durante los próximos 15 días» ha subrayado el socialista.

En este sentido, ha recalcado que «somos totalmente conscientes de la dureza de las medidas, pero también somos conscientes de la necesidad de tomarlas». El consejero de Salud Pública ha apelado por último a la responsabilidad de la ciudadanía para hacer frente a la situación epidemiológica.

Solo un cumpleaños causó un gran brote en Melilla en el mes de octubre

Un cumpleaños que no salió del todo bien. El festejo, celebrado en Melilla, acabó con 45 contagiados por coronavirus Covid-19. Además, más de 130 personas fueron confinadas por contacto estrecho, según han informó desde el área de Salud Pública; que destacó entonces que los contagios de Coronavirus se producen sobre todo el ámbito sociofamiliar.

Según el área que dirige el consejero Mohamed Mohand (PSOE) en Melilla, «en esta ciudad adquieren especial importancia la afectación de colectivos socialmente vulnerables; colectividades semi-cerradas en las que los factores de hacinamiento, agregación y dispersión juegan un papel esencial como medio idóneo para la aparición de brotes (ausencia de viviendas aisladas, con aseos, dormitorios, comedores y salas de ocio comunes, etc.)».

Sin embargo, ha destacado que «especialmente preocupante son las concentraciones de grupos de jóvenes en espacios públicos no destinados a tales efectos«. De tal forma que en los mismos se produce transmisión comunitaria.

Todo ello «como consecuencia de la relajación de las medidas preventivas», señala. Claro ejemplo de esto son «las de prácticas de interacciones de riesgo y así se viene recogiendo en la disminución de las edades de contagio de los pacientes».