Cuando parece que la pandemia no puede ir a peor en España, los datos continúan a peor día tras día, y la gestión del Gobierno de Pedro Sánchez sigue siendo puesta en tela de juicio por muchos expertos.

La preocupante situación de España no solo es criticada dentro del territorio español. En las últimas semanas el Gobierno está siendo portada en el extranjero debido a la deficiente gestión de la crisis.

En esta ocasión, ha sido la prestigiosa revista ‘The Lancet’ quien ha criticado duramente el «descontrol» de la segunda ola del coronavirus en España. A través de un editorial dedicado exclusivamente a la situación política en España, la revista señala los errores que podrían explicar lo que está ocurriendo en nuestro país.

«Cuando se levantó el confinamiento nacional en junio, algunas autoridades regionales fueron probablemente demasiado rápidas en reabrir y demasiado lentas en implementar un sistema de localización y seguimiento», explica The Lancet en su editorial. «En algunas regiones, las infraestructuras de control epidemiológico eran insuficientes para el control de futuros brotes y limitar la transmisión comunitaria», añade la revista.

Debilidad del sistema sanitario español, según ‘The Lancet’

Además, ha señalado que el coronavirus ha puesto en evidencia las carencias del sistema sanitario español. «La debilidad de los sistemas de vigilancia; la baja capacidad para hacer PCR, las carencias en equipos protectores para el personal y en las unidades de críticos; la tardanza en reaccionar de los Gobiernos central y autonómico, los lentos procesos de toma de decisiones; los elevados niveles de movilidad de la población y de la migración, la deficiente coordinación entre las Administraciones central y autonómicas; la débil confianza en el asesoramiento científico, una población envejecida, la existencia de grupos vulnerables con desigualdades sociales y sanitarios; y la falta de preparación de las residencias sociosanitarias», apuna The Lancet.

En este sentido, la revista hace un inciso en la importancia de la crisis del 2008, donde el recorte de recursos del sistema sanitario español ha desembocado en la falta de medios ante el coronavirus. Para The Lancet, esto tuvo una consecuencia: «la reducción de las capacidades del sistema en cuanto a personal y servicios de salud pública».

Asimismo, el editorial pega un ‘palito’ a los políticos españoles y al Gobierno ante la falta de recursos en los sanitarios. La revista añade que las plantillas médicas están «demasiado habitualmente sustentadas en contratos temporales que duran unos pocos días o semanas».

Por último, The Lancet señala que la «polarización política y la gobernanza descentralizada pueden haber dificultado una respuesta rápida. Pero si la primera ola fue impredecible, la segunda era bastante previsible».