Los operarios de Salvamento Marítimo han rescatado a 14 hombres que navegaban a bordo de una patera de madera en aguas del Estrecho de Gibraltar.

Así lo ha indicado a Europa Press un portavoz de Salvamento Marítimo, organismo que recibió sobre las 03,20 horas un aviso de la Guardia Civil alertando de que una infraembarcación se encontraba cerca de Punta Camarinal.

Posteriormente, los operarios de Salvamento se trasladaron a la zona y, sobre las 4,30 horas, han rescatado a 14 hombres que iban a bordo de una patera de madera a motor. Por último, todos los rescatados han llegado al puerto de Algeciras sobre las 6,00 horas.

Juanma Moreno, preocupado con los inmigrantes ilegales

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha alertado este mes de octubre de la «desaparición sin control» de inmigrantes que han llegado a las costas andaluzas con Coronavirus.

Así, ha solicitado al Gobierno central que deje de dar «palos de ciego» en política migratoria. «Necesitamos una política de estado, serie y rigurosa ante este problema de enorme complejidad».

Moreno se ha pronunciado así durante su debate, en el Pleno del Parlamento, con el portavoz parlamentario de Vox, Alejandro Hernández. Éste le ha preguntado sobre cómo va el cumplimiento del punto del acuerdo presupuestario relativo a que la Junta firme un convenio con el Ministerio del Interior en materia de inmigración irregular.

Según Juanma Moreno, el consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, ha encontrado como respuesta «silencio» durante las tres ocasiones que ha intentado contactar con el Ministerio del Interior para abordar este asunto.

El problema de la llegada de inmigrantes ilegales a las costas andaluzas se ha incrementado con la pandemia del Covid-19. Aunque debido precisamente al Coronavirus, la llegada de inmigrantes procedentes de África ha disminuido.

Sin embargo, se han generado situaciones de auténticas dudas entre la Junta de Andalucía y el Gobierno central, con el que ha habido varios roces sobre la manera de proceder.

Muchas de esas personas llegaron contagiadas a la costa de Andalucía y no estaba claro quién tenía la responsabilidad de custodiarlos. O buscar un alojamiento para que permanecieran durante la cuarentena.