La curva de agresividad de los narcotraficantes no cesa de crecer en Andalucía. Y esta ya no solo afecta a la Policía. Ahora también golpea de lleno a la población. El último caso se ha dado en uno de los municipios más conocidos de la costa andaluza: Estepona. Un peatón y una conductora han resultados heridos durante una persecución de la Policía Nacional a unos narcotraficantes.

El hecho ha tenido lugar en la zona de Costalita, cerca de Cancelada, entre San Pedro de Alcántara y Estepona. Allí dos vehículos se han dado a la fuga y uno de ellos ha dejado en su camino a dos personas heridas, que no revisten gravedad, pero que sufren lesiones a causa de los golpes recibidos.

Una mujer embarazada y un ciclista, heridos

Los hechos han sucedido a primera hora de la mañana, en torno a las 7.30 horas de este jueves 17 de septiembre. La Policía Nacional detectó a los dos todoterrenos posiblemente cargados de hachís. Un BMW X5 y el otro un Audi Q7. No hicieron caso a las señales de los agentes y se dieron a la fuga a gran velocidad en dirección a la autopista A-7. En ese instante, la Policía comenzó una persecución que apunto estuvo de acabar en tragedia.

Aparentemente, uno de los dos vehículos chocó con un Citroën en el que iba una mujer embarazada de unos 30 años. La mujer ha sido trasladada al hospital para su escaneo y descartar lesiones graves. Su estado no reviste gravedad, según informan fuentes policiales.

El otro herido, que tampoco reviste gravedad, aunque se llevó la peor parte, es un ciclista que circulaba por la zona. Fruto del choque, al vehículo de los narcos se le desprendió un fardo de hachís que impactó con el deportista y lo tiró de la bicicleta.

Durante la actuación ha sido detenido un hombre y, además, hay un vehículo intervenido con droga, al parecer, hachís, según han confirmado fuentes policiales. La Policía Nacional mantiene abierta una investigación para tratar de esclarecer lo ocurrido.